La absurda medición de la pobreza de EEUU de la ONU

0

Ya está de nuevo la ONU con otro informe más acerca de la mala situación de la pobreza en Estados Unidos y de cómo las cosas mejorarían enormemente si EEUU aumentara los impuestos. Esta vez, la denuncia de la ONU ha despertado la ira de la embajadora de EEUU en la ONU, Nikki Haley, que ha calificado al informe como “patentemente ridículo”.

En concreto, Haley estaba respondiendo a un informe del 18 de junio del burócrata de la ONU, Philip Alston. Alston concluía que las tasas de pobreza en EEUU estaban entre las peores de Norteamérica o Europa.

¿Cómo llegaba Alston a esta conclusión?

Bueno, antes que nada, es importante señalar que no ha recogido ninguna información nueva.

El informe llega al acabar una visita de dos semanas a EEUU, realizada en diciembre de 2017. En ese momento, Alston público un informe preliminar similar.

El nuevo informe para el Consejo de Derechos Humanos de la ONU es solo una actualización del viejo informe.

Además, Alston podría haber escrito fácilmente el informe quedándose en casa. El informe se basa sencillamente datos existentes ya recogidos y publicados por instituciones como la Oficina del Censo de EEUU y la OCDE. Cualquier universitario podría haber escrito un informe similar usando los datos que encontró en línea.

Un ejemplo de este método se encuentra en la manera de Alston de informar sobre la pobreza.

Según el informe:

Aproximadamente un 20% de los niños viven en una pobreza relativa en renta [en Estados Unidos], comparada con la media de la OCDE del 13%.

Aquí Alston en esencia ha cortado y pegado texto de un informe existente de la OCDE. No hay nada malo en esto por sí mismo, salvo por el hecho de que Alston ha dado a entender que ha completado recientemente un riguroso análisis sobre la pobreza en EEUU, aunque está claro que no lo ha hecho.

Este informe de noviembre 2017 de la OCDE dice:

Las tasas de pobreza infantiles en rentas relativas son muy altas: alrededor del 20% de los niños en Estados Unidos viven en una pobreza relativa de rentas, comparados con poco más del 13% de media en los países de la OCDE.

El informe también incluye este gráfico:

Jun-23-18-OECD-Child-Poverty-Fraud_0.jpgPero hay un problema aquí con el uso de los datos por parte de Alston. El informe de la OCDE se refiere a “pobreza relativa de rentas”, que no es lo que la mayoría de la gente piensa. La mayoría la gente pensaría que una tasa de pobreza mediría rentas frente al coste de mantener cierto patrón básico de vida. Pero esta medición de pobreza “relativa” no es ese tipo de medición. Es una medición de cuántas personas en un país ganan el 50% o menos del nivel de renta mediano de ese país.

Así que, si tenemos un país con una renta mediana muy baja y un patrón de vida muy bajo, es posible que tenga tasas de pobreza muy bajas, siempre que la mayoría de las personas ganen más del 50% de ese lamentable nivel mediano de rentas del país.

Esto permite a la OCDE afirmar (como hace en el gráfico) que EEUU tiene tasas más altas de pobreza que México.

Para entender esto mejor, veamos la propia medición de la OCDE de la renta disponible mediana para cada uno de sus países miembros (datos de 2015) en el Gráfico A:

_median_income.pngEstas cifras incluyen tanto rentas salariales ordinarias como ayudas en efectivo de programas sociales. También están ajustadas al poder adquisitivo local y normalizadas en dólares internacionales.

Advertid ahora en la nota a pie de página del gráfico anterior de la OCDE que se es pobre (independientemente de donde estés) si ganas un 50% de la renta mediana local. Así que el 50% de la renta mediana en Grecia (con una renta mediana de 13.000$) o del 50% de la renta mediana en Noruega (con una renta mediana de 39.000$) son ambas sencillamente “pobreza”.

Pero fijémonos en lo enormes que pueden ser estas diferencias. Si nos fijamos en rentas al nivel del 50% en cada país, conseguimos en el Gráfico B:

50_percent_poverty_rate.pngSi eres pobre con esta medición, tendrás una renta más alta en EEUU que en muchos otros lugares. Por ejemplo, los pobres en EEUU al nivel mediano de pobreza tienen rentas un 34% más altas que la pobreza mediana en Italia. Cuando comparamos EEUU y España, EEUU tiene un porcentaje un 40% superior.

Dicho de otra manera, si ganas 15.000$ en EEUU, eres pobre. Pero si ganas 15.000$ en Francia, Alemania, Reino Unido o Italia, no eres pobre. ¿Por qué? Porque las rentas medianas generales en esos otros países son más bajas.

Básicamente, medida así, la pobreza tiene poco que ver con los recursos que tengas a tu disposición. Es más una medición de cuánto ganas comparado con cuánto gana otra gente. Es una medición de desigualdad económica, no de pobreza.

El problema de realizar comparaciones de esta manera puede ilustrarse también observando la renta del nivel de pobreza de EEUU comparada con la renta mediana de otros países. Por ejemplo, la renta de nivel de pobreza de EEUU es tan alta que es un 70% de la renta mediana de España y un 67% de la renta mediana en Italia en el gráfico C:

poverty_ratio.pngSi se tiene la renta mediana del nivel de pobreza en EEUU, esta renta es un 95% del tamaño de la renta mediana de todas las familias en Portugal. Dicho de manera general, podríamos decir que las familias pobres en EEUU tienen aproximadamente la misma renta que toda la población de Portugal. O podría decirse que el nivel mediano de renta de pobreza en EEUU es casi dos tercios tan alto como la renta mediana general de todos en Reino Unido.

Está claro que si una familia pobre en EEUU tiene una renta un 40% más alta que una familia pobre en España estos dos tipos de “pobreza” no son lo mismo.

Midiendo la pobreza con patrones reales de vida

Una manera más honrada de medir la pobreza sería observar indicadores reales del nivel de vida. Estos incluirían lujos familiares, espacio de vivienda, electrodomésticos que ahorran trabajo, diversiones y otras cosas.

Por ejemplo, el espacio de vivienda en EEUU, incluso entre los pobres, resulta mucho más abundante que en otros lugares. Como señalaba Robert Rector en la Fundación Heritage:

El espacio de vivienda también puede medirse por el número de pies cuadrados por persona. La encuesta de consumo residencial de energía muestra que los estadounidenses tienen una media de 721 pies cuadrados de espacio vital por persona, Los estadounidenses pobres tienen 439 pies cuadrados. Datos internacionales razonablemente comparables de pies cuadrados aparecen en el Programa Indicador de Vivienda del Centro de Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos, que analiza las condiciones de vivienda en grandes ciudades en 54 naciones distintas. Esta encuesta demostraba que Estados Unidos tiene, con mucho, las unidades más espaciosas de vivienda, con de un 50% a un 100% más de espacio por cabeza que los habitantes de ciudades en otras naciones industrializadas.

Los pobres estadounidenses pueden compararse favorablemente con la población general de otras en pies cuadrados de espacio vital. El estadounidense pobre medio tiene más espacio que la persona media que vive en Londres, París, Viena y Munich. Los pobres estadounidenses tienen casi tres veces el espacio vital de los ciudadanos urbanos medios en países de rentas medianas como México y Turquía. Las familias pobres estadounidenses tienen siete veces más espacio vital por persona que la población urbana general de países con rentas muy bajas, como India y China.

Como señala Rector: “Hay una enorme distancia entre la pobreza entendida por el público estadounidense y la pobreza como la mide actualmente el gobierno”. Esto se debe muchas razones. Una razón es que las encuestas de renta no cuentan los programas de ayuda a la pobreza en especie. Esto significa que programas como Medicaid y talones de comida no están incluidos en las rentas de las familias de bajos ingresos en Estados Unidos. Esto hace que esas rentas parezca mucho menores de lsa que son.

Las mediciones de pobreza tampoco pueden tener en cuenta jefes de familias que tienen rentas bajas, pero tampoco tienen una hipoteca, porque ya han pagados sus casas. No es un factor insignificante a la hora de medir la pobreza entre los ancianos.

Todo esto es importante porque en el informe de Alston a la ONU, se basa en datos públicos de EEUU que usan las mediciones tradicionales de tasa de pobreza. Luego combina estos con las mediciones de pobreza “relativa” de la OCDE para concluir que la pobreza está “sorprendentemente” extendida en Estados Unidos.

Sin embargo, una observación más de cerca de los datos sugiere que las cosas son un poco más complicadas.

Esto no quiere decir que no haya pobreza en ninguna parte. Por supuesto que existe y problemas como la gente sin hogar y la verdadera pobreza son reales para algunos. Sin embargo, afirmaciones de gran envergadura como estas de Alston nos dicen muy poco acerca del estado real de la pobreza en EEUU.


El artículo original se encuentra aquí.

Print Friendly, PDF & Email
Biblioteca Mises
Centro de documentación online
Contenido libre