La conquista de los Estados Unidos por Cuba

0

Una de las paradojas de los inacabables intentos estatales de la seguridad nacional de EEUU para conseguir un cambio de régimen en Cuba es que Estados Unidos ha acabado adoptando y aceptando muchas de las oscuras políticas y prácticas que cabría esperar de un régimen comunista. Después de la conversión del gobierno de EEUU a un estado de seguridad nacional después de la Segunda Guerra Mundial, la idea era que para derrotar a los Rojos durante la Guerra Fría, Estados Unidos tenía que parecerse a ellos.

Así es como Estados Unidos acabó siendo una nación basada en actividades tan oscuras como la tortura, el asesinato, la vigilancia secreta y las detenciones indefinidas. De hecho, era apropiado que el Pentágono y la CIa establecieran su principal centro de tortura y detención indefinida en la bahía de Guantánamo, Cuba, dado que la tortura, los tribunales militares y la detención indefinida sin juicio se ajustarían perfectamente a la mayoría de los regímenes comunistas.

Una de las formas más divertidas en que Estados Unidos se convirtió en algo parecido a los comunistas para derrotar a los comunistas se refiere a una estación de radio llamada Radio Martí.

¿No habéis oído hablar de ella? Tal vez la razón es que no se le permite emitir para el pueblo estadounidense, aunque esté ubicada en Miami.

¿Por qué no?

¡Porque sería hacer propaganda para el pueblo estadounidense!

Veréis, Radio Martí es propiedad y está financiada por el gobierno de EEUU. Su única misión es emitir propaganda a favor de EEUU en Cuba, con el objetivo de fomentar allí la disidencia como parte del interminable objetivo del gobierno de EEUU de conseguir un cambio de régimen en Cuba.

Es importante señalar algo igualmente importante: Radio Martí es una estación de radio de propiedad pública. ¿Por qué es importante? ¡Porque hace de esta estación una empresa socialista!

Fijémonos en la paradoja: ¡Para luchar contra el socialismo, Estados Unidos adopta el socialismo! ¿No es divertido?

El presupuesto anual de Radio Martí y su estación hermana TV Martí es de 27 millones de dólares. Vale, no es una gran cantidad de dinero dada la situación, pero se trata del principio. Esta empresa socialista se está financiando de la misma manera que se financian las empresas socialistas en Cuba: mediante coacción. Tanto el gobierno de EEUU como el de Cuba toman dinero de la población para financiar empresas socialistas: Pensad en ello la próxima vez que rellenéis vuestra declaración de la renta y preguntándoos por qué Hacienda se lleva tanta parte de vuestra renta.

¿Cómo de grande es la audiencia de Radio Martí? Es imposible de saber, dado que no hay servicios de medición en Cuba. Pero una vez Radio Martí empezó a emitir en 1985, el régimen cubano respondió saturando sus señales. Esto tuvo un efecto bumerán porque muchas empresas radiofónicas estadounidenses de propiedad privada, cuyas señales no estaban bloqueadas previamente, descubrieron que la saturación cubana de la señal de Radio Martí también saturaba sus señales. En todo caso, según Wikipedia, menos del 2% de los cubanos oyen la propaganda emitida por Radio Martí.

¿Qué mensaje envía a Cuba Radio Martí? No he investigado el asunto, pero tal vez sea algo así: “¿No queréis vivir en un país libre como Estados Unidos, donde nuestro país se dedica al asesinato, la tortura, la detención indefinida, la vigilancia secreta, el impuesto de la renta, los tribunales militares, la Seguridad Social, Medicare, Medicaid, escolarización pública, papel moneda, banco central, control de los viajes, restricciones comerciales, intervencionismo exterior y control de armas?”

Por supuesto, podría perdonarse al cubano medio por pensar para sí después de oír ese mensaje: “¡Pues vaya! Todos esos programas ya existen en nuestro país”.

Otra triste paradoja en todo esto es el nombre que los oficiales de EEUU eligieron para la estación socialista de radio: Martí. José Martí es uno de los personajes más respetados de Cuba. Fue un líder en la lucha de Cuba por la independencia de España y murió en batalla en 1895.

Martí se oponía a cualquier interferencia exterior en Cuba. Aun así, interferir es lo que el gobierno de EEUU ha estado haciendo en Cuba desde que ayudó a derrotar a España en la Guerra Hispano-Estadounidense de 1898. Por supuesto, esa interferencia no ha venido solo a través de la estación socialista de radio perversamente llamada Martí, sino también por actividades tan lamentables como el sabotaje, el terrorismo, el asesinato, la invasión y un brutal embargo económico pensado para producir el máximo sufrimiento para el pueblo cubano con la esperanza de que derrocarían el régimen comunista e instaurarían otra dictadura favorable a EEUU en su lugar. Todo esto en contra de un país que nunca ha atacado a Estados Unidos ni amenazado con hacerlo.

En 1899, William Graham Sumner escribió un ensayo titulado “La conquista de los Estados Unidos por España”en el que señalaba que aunque Estados Unidos había derrotado a España en el campo de batalla, había sido España la que había acabado conquistando Estados Unidos. ¿Cómo? Pues porque Estados Unidos había acabado adoptando la mentalidad imperialista e intervencionista de la nación a la que acababa de derrotar en la guerra.

Por supuesto, lo mismo puede decirse de Cuba, solo que es peor. Mientras que Estados Unidos acabó adoptando muchas de las características principales del sistema comunista y socialista de Cuba, el régimen comunista en Cuba sigue en pie. Me pregunto si la estación socialista de radio de Estados Unidos, Radio Martí, emite ese mensaje a Cuba.


El artículo original se encuentra aquí.

Print Friendly, PDF & Email

Instituto Mises
Organización educativa no lucrativa.
Contenido libre