Diez razones para estudiar a la escuela austriaca de economía

0

1. Los economistas austriacos tienen por prioridad asegurarse que los teoremas que formulan deriven de axiomas auto-evidentes y construidos de acuerdo a las correctas reglas de deducción lógica. Estas consideraciones son a lo mucho de importancia secundaria para sus colegas del mainstream.

2. Los economistas austriacos tiene por prioridad asegurarse de que las suposiciones sobre las que basan sus teoremas sean cabalmente realistas, esto es, correspondientes al estado del mundo como es. Los economistas del mainstream, por otro lado, admiten que sus hipótesis están basadas deliberadamente en suposiciones falsas.

3. Los economistas austriacos tienen por prioridad asegurarse de que los teoremas que formulen expliquen conexiones causales exactas entre los fenómenos económicos, en lugar de deliberadamente ignorar su existencia o importancia acogiéndose a la noción inspirada en la Física de mutua determinación.

4. El registro de predicciones de los Economistas Austriacos es incomparablemente superior al de sus contrapartes del mainstream (ver por ejemplo aquí y aquí).

5. Los teoremas y conclusiones de la Economía Austriaca son perfectamente comprensibles para todo lego inteligente, lo que no puede ser dicho de los embrollos matemáticos de la economía mainstream.

6. En términos de sus puntos de vista metodológicos y objetivos de teoría económica, los economistas austriacos tienen mucho mejores razones que sus colegas del mainstream para ser los herederos y sucesores de los economistas clásicos, como Smith, Hume, Say and Bastiat.

7. Los economistas austriacos nunca se cansan de enfatizar el estricto carácter neutral desde el punto de vista valorativo de su disciplina. Por consiguiente, al contrario de sus contrapartes del mainstream, nunca presumen que la existencia de una institución ajena al mercado y de carácter involuntaria está justificada, y, con mayor motivo, nunca hacen ninguna “recomendación de política pública” basada en tales presunciones. Por el contrario, confinan su investigación intelectual a investigar los orígenes y resultados lógicos  de varios procesos y fenómenos económicos así como son, y no como les gustaría que sean.

8. Identificar el concepto de preferencia revelada como la piedra angular del análisis económico permite a los economistas austriacos evitar los escollos del conductismo y psicologismo, en los que sus colegas del mainstream no pueden navegar de ninguna manera  principista y metodológicamente robusta.

9. Los economistas austriacos rechazan la hiper-especialización académica y profesional en su disciplina por tanto insisten en la naturaleza holística e integrada de las ciencia económica. En palabras de  F. A. Hayek, “el físico que es solo físico puede todavía ser un físico de primera y un valioso miembro de la sociedad. Pero nadie puede ser un gran economista siendo solo un economista –y estoy tentado a agregar que el economista que es solo un economista probablemente sea una molestia si no un inminente peligro”

10. Los economistas austriacos no pueden esconderse en el seguro refugio del nihilismo epistemológico cuando la lógica de sus argumentos resulta errada. Los economistas del mainstream, por otra parte, cuando los hechos no corresponden a sus hipótesis, pueden siempre sostener que “esta vez las cosas son diferentes”, que es una implicación directa del hecho de que cualquier conjunto de información empírica suficientemente compleja es compatible con un numero de interpretaciones empíricas (pero no lógicas) mutuamente excluyentes.


Este artículo fue traducido por Edwar Enrique Escalante. La versión original en inglés se encuentra aquí

Print Friendly

Instituto Mises
Organización educativa no lucrativa.
Contenido libre