La cobertura de los medios de Siria es la mayor mentira mediática de nuestro tiempo

0

El sacerdote flamenco Daniël Maes (78) vive en Siria, en el monasterio Mar Yakub, del siglo VI, en la ciudad de Qara, a 90 kilómetros al norte de la capital, Damasco. El padre Daniel ha sido testigo de la “guerra civil” y según él, los informes occidentales sobre el conflicto en Siria son muy engañosos. En resumen: “los estadounidenses y sus aliados quieren arruinar por completo al país”.

Entrevistador: “Usted es muy crítico con la cobertura que han dado los medios sobre Siria. ¿Qué le molesta tanto?”

Padre Daniel: “La idea de que un levantamiento popular tuvo lugar contra el presidente Assad es completamente falsa. He vivido en Qara desde 2010 y he visto con mis propios ojos cómo llegaron agitadores de fuera de Siria que organizaron protestas contra el gobierno y reclutaron a jóvenes. Al Jazeera lo filmó y lo retransmitió para dar la impresión de que estaba teniendo lugar una rebelión. Los asesinatos fueron cometidos por terroristas extranjeros, contra las comunidades sunitas y cristianas, en un esfuerzo por sembrar la discordia religiosa y étnica en el pueblo sirio. Aunque según mi experiencia, el pueblo sirio estaba en realidad estaba muy unido.

Antes de la guerra, Siria era un país donde reinaba la armonía: un estado secular en el que las diferentes comunidades religiosas vivían pacíficamente. No había pobreza, la educación era gratuita y la atención sanitaria era buena. No se podía expresar libremente las opiniones políticas. Pero a la mayoría de la gente no le importaba eso”.

Entrevistador: “La Madre Agnès-Mariam, de su monasterio Mar Yakub (“San Jacobo”), ha sido acusada de ser partidaria del régimen. Ella tiene amigos en las altas esferas”.

Padre Daniel: “La madre Agnès-Mariam ayuda a la población: recientemente abrió una cocina para servir sopa en Alepo, donde se preparan 25.000 comidas cinco veces a la semana. Mira, es un milagro que todavía sigamos vivos. Se lo debemos al ejército del gobierno de Assad y a Vladimir Putin, porque decidió intervenir cuando los rebeldes amenazaron con tomar el poder.

Cuando miles de terroristas se instalaron en Qara, temimos por nuestras vidas. Vinieron de los Estados del Golfo, Arabia Saudí, Europa, Turquía, Libia, había muchos chechenos. Ellos formaron una fuerza de ocupación extranjera, y eran todos aliados de Al Qaeda y otros grupos terroristas. Occidente y sus aliados los armaron hasta los dientes para actuar contra nosotros, literalmente dijeron: “Este país nos pertenece ahora”. A menudo, estaban drogados, se peleaban entre ellos, por la noche disparaban al azar. Tuvimos que escondernos en las criptas del monasterio durante mucho tiempo. Cuando el ejército sirio los persiguió, todos estabámos contentos: los ciudadanos sirios porque odiaban a los rebeldes extranjeros, y nosotros porque la paz había regresado”.

Entrevistador: “Usted dice que el ejército sirio protege a los civiles, pero hay todo tipo de informes sobre crímenes de guerra cometidos por las fuerzas de Assad, como bombardeos con bombas de barril”.

Padre Daniel: “¿No sabes que la cobertura de los medios sobre Siria es la mayor mentira mediática de nuestro tiempo? Han vendido auténticas tonterías sobre Assad. En realidad fueron los rebeldes los que saquearon y mataron. ¿Crees que el pueblo sirio es estúpido? ¿Crees que a esa gente la obligaron a  aplaudir a Assad y a Putin? Son los estadounidenses los que tienen intereses en todo esto, por los oleoductos y los recursos naturales en esta región y para frustrar a Putin.

Arabia Saudí  y Qatar quieren establecer un estado suní en Siria, sin libertad religiosa. Por eso quieren echar a Assad. Sabes, cuando el ejército sirio se estaba preparando para la batalla en Alepo, varios soldados musulmanes vinieron a mí para que los bendijese. Entre los musulmanes ordinarios y los cristianos, no hay problema. Son los rebeldes radicales islámicos, respaldados por los occidentales, los que quieren matarnos. Todos ellos pertenecen a Al Qaeda y al ISIS. Ya no hay combatientes moderados”.

Entrevistador: “Usted mencionó una vez que Hillary Clinton es el “diablo con agua bendita”, porque como Secretaria de Estado deliberadamente empeoró el conflicto”.

Padre Daniel: “Estoy contento con Trump. Entiende lo que sabe toda persona normal: Que Estados Unidos debería dejar de socavar a los países que poseen recursos naturales. El mayor problema son los intentos de los estadounidenses de imponer un mundo unipolar. Trump entiende que el Islam radical es una amenaza mayor que Rusia.

¿Qué me importa si de vez en cuando se quita los pantalones? Si Trump practica la geopolítica tal y como prometió, entonces el futuro se me hace más brillante. Será parecido al enfoque de Putin. Y con suerte entonces habrá una solución para Siria, y la paz volverá.”

Entrevistador: “¿Entiende que su análisis es polémico y se encontrará con muchas críticas?”

Padre Daniel: “Hablo desde mi experiencia personal. Y nadie tiene que creerme, ¿verdad? Pero sé una cosa: los medios de comunicación pueden contribuir a la masacre del pueblo sirio o ayudar al pueblo sirio, con su cobertura mediática. Desafortunadamente, hay demasiados vendidos y cobardes entre los periodistas”.


Publicado originalmente el 04/02/2017. Traducido del inglés por Verónica Santamaría, editoria de revista Libertario.es. El artículo original se encuentra aquí.

Instituto Mises
Organización educativa no lucrativa.
Contenido libre