La riqueza no se mide en dinero: Se mide en alternativas

4

¿Cómo comparamos la riqueza lo largo del tiempo? Descubrí recientemente un hecho divertido acerca del deportista mejor pagado de todos los tiempos. Los primeros nombres que te vienen a la mente podrían ser Tiger Woods, Michael Jordan o Cam Newton. Sin embargo, de acuerdo con esta fuente, el título pertenece a Cayo Apuleyo Diocles, un auriga de la Roma antigua.

Comparando el dinero que ganó con la paga de los soldados romanos y extrapolando a partir de la paga de los soldados modernos, el autor llega al dudoso equivalente moderno de 15.000 millones de dólares. Para continuar argumentando, aceptemos su cálculo.

Si esta valoración es correcta, Diocles habría sido más rico que Elon Musk, Eric Schmidt o Ralph Lauren.

Diocles era terriblemente pobre para los patrones modernos

Pero no es una comparación justa. Las cifras en dólares nominales no son buenas para comparar la riqueza lo largo del tiempo y la comparación empeora cuanto mayor sea la diferencia temporal. La razón es que la riqueza no es simplemente el dinero en tu cuenta bancaria, sino lo que puedes comprar con tu dinero.

Comparemos la riqueza de un hombre aislado en una isla desierta con miles de millones de dólares y la riqueza de un hombre con 100$ en el bolsillo en un Walmart. Evidentemente el hombre que puede gastar su dinero en los bienes que desea es el hombre más rico.

Diocles es como el hombre aislado en la isla. No tenía aire acondicionado, automóvil, acceso a Internet, antibióticos o música rock. No tenía Big Macs, Coca-Cola, películas de La guerra de las galaxias ni Colgate. Para los patrones modernos, Diocles era terriblemente pobre.

Igualmente, para los patrones antiguos, muchas personas que hoy están por debajo de la línea de pobreza serían increíblemente ricas.

¿Qué causa la prosperidad?

No digo esto para minimizar la importancia de que la gente salga de la pobreza, como quiera que se defina esta. Me gustaría que todos fueran capaces no solo de sobrevivir sino de disfrutar de su vida tanto como sea posible. Sin embargo, en discusiones acerca de la desigualdad de rentas y riqueza y cómo ha cambiado lo largo del tiempo, entender la diferencia de riqueza real y nominal da cierta perspectiva.

Alguien con poco más que un pequeño apartamento alquilado con calefacción y aire acondicionado centralizados, agua corriente y electricidad para hacer funcionar un pequeño televisor y diversos electrodomésticos es más rico incluso que los reyes antiguos.

Por tanto la pregunta importante que deberíamos plantearnos no es: “¿cómo eliminamos hoy las disparidades de riqueza y renta?”, sino “¿Qué causó un drástico aumento en los niveles de vida para la gente en su conjunto a lo largo de los últimos siglos?”

La respuesta es la acumulación de capital, el comercio internacional, la industrialización y el emprendimiento sin limitaciones. Por desgracia a estos mecanismos de crecimiento económico se les acusa a menudo de “causar pobreza” y crear la desigualdad nominal de rentas que vemos hoy.

Una nota al margen sobre desigualdad de rentas

Definida estrictamente, la desigualdad de riqueza y renta es una característica esencial de la economía de mercado. Toda transacción implica alguien que entrega algún dinero y otro que recibe la misma cantidad. Aplicar una igualdad pura de rentas significaría prohibir todo intercambio.

Sin embargo, podemos señalar algunas causas de la desigualdad extrema de rentas. El efecto Cantillon de la expansión monetaria explica cómo los más cercanos al grifo monetario se enriquecen a costa de aquellos que reciben más tarde el nuevo dinero. La razón de esto es que hay una demora temporal entre los aumentos en precios y los aumentos en rentas de las personas, es decir, el dinero no es neutral. Esta fue una de las ideas clave de Mises.

La expansión monetaria crea desigualdad nominal y real de rentas, por encima de la que existiría sin aumentos artificiales en la oferta monetaria. Los falsificadores indudablemente son capaces de conseguir bienes reales antes de ser detenidos, si son detenidos.

El efecto Cantillon explica por qué cinco de los seis primeros condados clasificados por mediana de rentas familiares se encuentran justamente fuera de Washington.

Los cien primeros condados por mediana de renta familiar. Fuente: Wikipedia.

Lo que importa es la riqueza real y la riqueza real viene de la producción. Las cifras nominales no pueden usarse para comparar la riqueza de la antigüedad con la moderna, por la sencilla razón de que los bienes y tecnologías que tenemos hoy disponibles sobrepasan cualquier cosa que Diocles pueda haber imaginado.


El artículo original se encuentra aquí.

  • Jaime Sebastian Coronel

    Bueno Diocles tenía aire y agua pura, espacio natural a su disposición, podía ver las estrellas sin contaminación visual, ningun alimento que consumía tenía químicos, probablemente toda su familia vivía cerca, etc. etc. es decir tenía más riquezas que el habitante urbano promedio

    • Carlos Antonio

      No tenia hospitales y farmacias cerca. No tenia quimicos para desinfectar la comida y tampoco tenia internet para escribir lo bonito que son las estrellas mientras le dolia la muela.

  • Juan Fernando Carpio

    *es “el” Efecto Cantillon. El Efecto Cantillon.

    • Euribe

      El autor habla literalmente en el texto original de “los efectos”, dando a entender que el efecto Cantillon se produce en varios casos. Lo corrijo de acuerdo con la sugerencia, pero mantengo este comentario para que se aprecie todo el sentido. Gracias por la aportación.

Instituto Mises
Organización educativa no lucrativa.
Contenido libre