¿Nos hará pobres la automatización?

0

La automatización se ha convertido en una enorme preocupación en años recientes. Al hacerse cada vez más sofisticados los algoritmos informáticos, las máquinas están siendo cada vez más capaces de llevar a cabo trabajos que dan de comer a muchas personas.

Los automóviles sin conductor han sido probados en nuestras carreteras durante años. Aunque todavía no están disponibles comercialmente, acabarán estándolo. Una vez ocurra esto, reemplazarán a los taxistas, así como a gente actualmente contratada por empresas de compartición de automóviles, como Uber y Lyft. Después de todo, si los empresarios pudieran eliminar el coste de pagar a los conductores, podrían proporcionar sus servicios mucho más baratos y seguir manteniendo una mayor ganancia. Los vehículos automatizados también reemplazarán a los conductores de cargas comerciales.

Ese no es el único ámbito en el que la automatización podría cambiar el mercado laboral. Ya hemos visto la aparición de cajas de autoservicio un en grandes cadenas. Incluso los restaurantes de comida rápida están siguiendo la tendencia. McDonald’s actualmente tiene quioscos en diversos lugares, que permiten que los clientes pueden pedir y recibir su comida sin ninguna interacción humana.  Carl’s Jr. y Hardees están también tratando de probar quioscos en algunos lugares.

Ya en 2012, una start-up de robótica, Momentum Machines, desarrolló un prototipo de una máquina completamente autónoma que toma órdenes, cocina la hamburguesa, trocea los aderezos, monta la hamburguesa, la envuelve y se la da al cliente. Esta máquina era capaz de preparar 400 hamburguesas en una hora y la empresa ya había comprado un edificio en el área de la Bahía de San Francisco y pretendía abrir un restaurante completamente autónomo muy pronto. El restaurante seguirá requiriendo unos pocos humanos para asegurarse de que las máquinas funcionan correctamente y para recoger el dinero y llevar a cabo otras pequeñas tareas.

Evidentemente, si esta nueva empresa de hamburguesas robotizadas demuestra ser rentable, podemos esperar que las grandes cadenas sigan el mismo camino.

La pregunta en la mente de un montón de personas ha sido: si las máquinas pueden transportar gente y tomar órdenes y cocinar hamburguesas, ¿dónde deja eso a millones de personas actualmente empleadas para cubrir estos empleos?

Los mercados cambian: Ha estado ocurriendo desde el inicio de los mercados

En realidad no es nada nuevo. Las imprentas eliminaron la necesidad de escribanos y más recientemente los medios en línea han reducido la necesidad de imprentas. Las máquinas de venta se quedaron con el trabajo de los vendedores hace mucho tiempo. Y no olvidéis que solía haber ascensoristas.

Pero no oímos muchas quejas acerca de la falta de empleos para escribanos o ascensoristas hoy en día. Nos damos cuenta de que esos empleos desaparecieron porque su trabajo podía hacerse mucho más rápida y económicamente a través de otros medios. También está pasando ahora, solo que para distintos empleos.

Las empresas siempre han estado innovando para ser más eficientes, por tanto más rentables y más satisfactorias para el consumidor.

Una respuesta habitual en señalar que estas innovaciones, y otras como estas, crean empleos para trabajadores más cualificados, como los ingenieros que construyen estas máquinas, los científicos informáticos que desarrollan los algoritmos para estas máquinas y los trabajadores de tecnologías informáticas que se encargarán del software y hardware cuando haya problemas.

¿Pero qué pasa con los trabajadores menos cualificados? Indudablemente no todos tienen el privilegio (o el tiempo, dado que muchas familias se ven obligadas a trabajar en múltiples empleos para alimentar a sus familias) de convertirse en constructores o codificadores de robots. E incluso si todos los trabajadores de comida rápida obtuvieran una nueva habilidad, otros mercados se verían inundados con buscadores de trabajo sobrecualificados.

Automatización: Reduciendo el coste de la vida

El beneficio de la automatización hoy, como siempre, ha sido que reduce el coste de la vida y hace más productivo el trabajo. Esto ha sido verdad desde la invención de la rueda y todos los demás dispositivos que ahorran trabajo.

En casos como estos, se repite constantemente la queja de que ni siquiera los bienes baratos serán asequibles cuando nadie tenga trabajo. Sin embargo, el escenario más realista es que se necesitarán menos empleos y menos horas para mantener a las familias cuando los precios de los bienes sean más bajos.

Puede verse que ha sido así a lo largo del siglo XX, cuando el trabajo se hizo más corto y los trabajadores empezaron a trabajar menos horas. Simultáneamente, aumentaron los niveles de vida.

Tenemos que considerar todos los hechos en este caso: la innovación empresarial puede eliminar trabajos obsoletos, pero con la eficiencia añadida, precios y servicios pueden bajar de precio.

Tomemos como ejemplo los automóviles autónomos. Aunque sea triste que esto produzca un desempleo temporal para muchos conductores, la bajada en precios del transporte será buena para muchos otros

Esto podría ser especialmente beneficioso para muchas familias de rentas bajas que dedican una gran porción de sus rentas a poseer, asegurar y mantener un vehículo. Para muchas familias que puedan necesitar solo automóviles en algunas ocasiones, será especialmente beneficioso.

De hecho, muchas familias dicen que no tienen medios de pago para la reparación de emergencia del automóvil. Para muchas familias, un automóvil estropeado es un riesgo económico amenazante y el auge de un transporte automatizado abundante podría reducir enormemente estos riesgos para los presupuestos familiares.

También más familias podrían darse cuenta de que ya no es económico mantener un vehículo y optar en su lugar por un transporte automatizado más barato. Luego descubrirían que tienen dinero extra para gastar en otras cosas o más dinero para ahorrar.

Así que aunque la innovación tecnológica pueda eliminar los empleos de algunas personas, otras pueden ver muchos beneficios. Si bajan los precios de suficientes bienes y servicios, salarios más bajos serán suficientes para que mucha gente viva confortablemente con salarios nominales menores. Esto es lo que se conoce como un aumento en la “renta real” y es algo bueno.


El artículo original se encuentra aquí.

Instituto Mises en español
Centro de pensamiento austriaco
Fundado en Madrid, 2011