Críticas anarcocapitalistas al anarcosocialismo

0

Proy004-3-e1335895835475Odio la semántica, pero me siento obligado a defender el “anarco” y el “capitalista” que orgullosamente reivindico en mi título de anarco-capitalista. He leído tanta basura socialista, en particular la FAQ anarco-socialista que hay en la Red, y donde se afirma que “la propiedad es el robo”, “los trabajadores son esclavos” y “los capitalistas no ganan su dinero”, que ahora quiero desahogarme un poco.

Tomemos el argumento anarco-socialista de que el anarco-capitalismo no es anarquismo porque no abole la autoridad. Bien, ciertamente el capitalismo no abole ni la autoridad ni la jerarquía; simplemente las minimiza y las lleva al más bajo nivel posible. Sólo los soñadores utópicos y los idealistas idiotas creen que podemos tener una sociedad TOTALMENTE libre de jerarquías. Los anarco-socialistas demandan a menudo que las comunas o “las compañías dirigidas por trabajadores” estén libres de jerarquía… pero esto es un absurdo. Lo único que estas “compañías dirigidas por trabajadores” garantizarán es que HAY una autoridad, elegida por los trabajadores para administrar su trabajo y su propiedad, pero esto es conocido más usualmente como ESTADO. ¿Cómo determinarán los salarios? ¿Cómo establecerán las horas de trabajo? ¿Quién ganará qué, cuándo y cómo? Obviamente estos idiotas nunca han oído hablar de burocracia, democracia, o república, y no tienen ningún concepto de lo que son la autoridad y la jerarquía. El Estado ES autoridad, los derechos de propiedad SON libertad. Los derechos de propiedad le garantizan que usted no podrá ser esclavizado, o que ninguno podrá arrebatarle (impuestos, “bien común”) los frutos de su trabajo o sus posesiones… y eso explica porqué “la propiedad pública” es robo y da a otros el derecho a apropiarse de lo que es propiedad de usted. La “propiedad pública” sólo lo libera a usted de tomar decisiones respecto de lo suyo, pues el Estado tomará esas decisiones por usted. O, dicho más claramente en los términos que emplea el propio socialismo: “de cada uno según su capacidad, a cada uno según su necesidad”. Es decir, los anarco-socialistas dicen exactamente lo mismo que los socialistas-estatistas… y la única diferencia es que desean una poca más de descentralización. En cambio, el capitalismo dice: “de cada uno lo que él elige, a cada uno lo que él elige”. La elección es libertad; y si alguno lo niega, es algún loco del Ministerio del Amor de las novelas orwellianas.

¿Cómo harán los anarco-socialistas para cuidar a los trabajadores que no puedan trabajar? ¿Cómo pagarán salarios si no hay uno que les por tiempo efectivo de trabajo? ¿Acaso tendrán que montar una JERARQUÍA? ¡Qué horror! O TODOS son usureros, ávidos de vender sus PRODUCTOS, o todos son trabajadores en un sistema capitalista y su tiempo de trabajo es pagado por aquél que antes los capacitó…es decir, por un capitalista. Los salarios no existían antes de la revolución industrial; en algún sentido, TODOS los hombres eran capitalistas, todos trabajaban sus propios medios de producción. Pero este sistema era desastroso e ineficaz; y fue sólo hasta que aparecieron el hombre de negocios -el capitalista “voraz”- y la división del trabajo (algo que fue consecuencia de la aparición de empresarios), lo que permitió que la gente pudiera vender su tiempo de trabajo como algo diferente al producto, y ello centralizó el mercado y mejoró el nivel de vida de aquellos trabajadores “oprimidos” y “explotados” estaban en ese momento arruinados… y el que no me crea, lea un libro de la historia. La gente vive más, tiene más abrigo, asistencia médica, alimento, ropa, y más oportunidades que en cualquier otro momento de la historia, y hay pocos signos de que ello esté disminuyendo (sólo sucede en estados demasiado socializados).

La fuente de la riqueza no es el trabajo; la fuerza muscular bruta no construye una casa sin un dibujo de ejecución, no levanta un rascacielos sin un ingeniero brillante, ni crea un computador sin un genio en circuitos integrados. Si el trabajo y el músculo son la raíz y el manantial de toda abundancia, entonces siéntese en su casa y golpee con un martillo en el suelo durante ocho horas al día, y ya veremos lo que usted consigue construir. El capitalista, en virtud de su mente brillante, su sabia inversión, su “avaricia”, su afán de éxitos, hizo posible este mundo moderno. No fueron los ineptos, los comunes y corrientes, los perezosos o los ignorantes los que han creado la riqueza del mundo… fueron los hombres de logros y éxitos. Si usted trabaja en una fábrica de acero, entonces su solo trabajo le da derecho únicamente a la vida estándar de un herrero mediocre de la Edad Media… y quizás ni siquiera a eso, si es que usted no puede construir su propia fragua. Eso es TODO lo que su trabajo le da derecho; cualquier centavo que usted gane por encima de ese nivel estándar es un regalo para usted de aquellos otros hombres que diseñaron la fábrica, inventaron el acero, invirtieron tiempo y dinero en la fábrica, re-invirtieron sus diabólicas ganancias de nuevo en la fábrica, incrementaron la eficacia y la producción y ganaron el mercado y le dieron a usted un MEJOR nivel de vida. ¿Puede el trabajo construir la fábrica entera? ¿Puede reinventar el acero? ¿Puede hacer la producción más eficiente? ¿Puede LEVANTAR su estándar de vida? NO, no puede; esos hombres a quienes los socialistas llaman “chupadores de sangre” o “parásitos” son los miembros más productivos de la sociedad, y entregan la mayor parte de su riqueza en forma de eficacia e innovación. ¿Ha escuchado hablar acerca de la tecnología? Es la responsable del 99% del estándar de vida que usted goza hoy en día, y fue algo que comenzó cuando los hombres empezaron a usar los cuchillos de piedra y el fuego… y ¿adivina qué? ALGUIEN tuvo que producir eso. ¿Ha escuchado sobre “laburología”? No. Y eso es porque no es un término humano; es lo que hacen los animales y los brutos para sobrevivir… cavar y rasgar con garras y colmillos. Ése es el estándar de vida que el solo trabajo muscular produce.

¿Por qué hago caso al argumento de la explotación? Porque está en el corazón de las mentiras de los socialistas y anarquistas de izquierda. Si a usted no lo obligan a permanecer en su trabajo amenazándole con un arma, usted no es un esclavo. Si usted utiliza un arma para forzar a alguien a entregarle algo que usted no produjo, usted está esclavizando a esa persona. Pero ¿cuándo los industriales modernos han empleado cadenas para forzar a los trabajadores de sus fábricas? ¿Cuándo los trabajadores han forzado a los industriales a darles por su trabajo más que el estándar medieval de vida? ¿Ha oído sobre los “picket lines” (barricadas construidas por grupos de huelguistas para impedir la entrada a un centro de trabajo)? Cientos de personas fueron despiadadamente asesinadas al intentar cruzar y romper esas líneas para llegar a los sitios del trabajo. ¿Quién es aquí el esclavo, y quién el esclavizador? Es importante ser claro; no creo en pagar mal a alguien, pero tampoco creo en obligar a otro a pagar más de lo que él desea pagar por un trabajo. Es contra la supervivencia de nuestra sociedad el sacrificar a los miembros más productivos de ésta en los altares del credo socialista. ¿Cuánto tiempo puede alguien sobrevivir si le fuerzan pagar a algún otro $50.000 sólo por asar hamburguesas en McDonalds? ¿Es acaso que el dinero crece en árboles… o tiene que SER PRODUCIDO? ¿Adivina qué país acuñó la frase “hacer dinero” (to make money)? Fue el más productivo, el más libre y el más grande país sobre la faz del planeta… América. Antes sabíamos que no podemos a la vez tener nuestra torta y comerla también; pero hoy hemos sido cegados por la escoria izquierdista.


Título original: ¿Por qué el anarco(cualquier cosa menos capitalismo) no es anarquía, pero necesita jerarquía? ¿Por qué el socialismo necesita pobreza, y el trabajo no es fuente de riqueza? Autor anónimo en inglés, traducido al español por William Gilmore.

Instituto Mises
Organización educativa no lucrativa.
Contenido libre