Contra el estado: Una entrevista con Lew Rockwell

0

[Esta entrevista la publicó originalmente el Rutherford Institute]

John W. Whitehead: La discusión del impacto de John Locke en los Padres Fundadores, la Constitución y la Declaración de Independencia no tiene fin. La Declaración de Independencia lista nuestros derechos inalienables a “la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad” y la Constitución crea un gobierno central relativamente fuerte, aunque limitado por nuestras libertades fundamentales. Así que los estadounidenses han aceptado en general que nuestro gobierno está destinado a proteger nuestras libertades y derechos naturales. Llewellyn Harrison “Lew” Rockwell, Jr. se opone a esa suposición. Anarcocapitalista declarado, rechaza completamente el estatismo, creyendo que la sociedad podría proteger mejor nuestras libertades si no hubiera gobierno en absoluto.

Fundador y presidente del Instituto Ludwig von Mises, una organización libertaria en Auburn, Alabama, Lew Rockwell es asimismo un autor y editor prolífico, que publica regularmente artículos denunciando la intervención pública en los mercados, la guerra, el imperialismo estadounidense y el estado policial. En su nuevo libro, Against the State: An Anarcho-Capitalist Manifesto, proclama que el estado no necesita siempre los poderes que retiene ahora mismo. Fue asimismo jefe de personal de Ron Paul en el Congreso de 1978 a 1982, es vicepresidente del Centro de Estudios Libertarios en Burlingame, California, y dirige un sitio web libertario, LewRockwell.com. Mr. Rockwell se toma un tiempo de su apretada agenda para hablar con el abogado constitucionalista, John W. Whitehead, autor de A Government of Wolves: The Emerging American Police State y OldSpeak acerca de su nuevo libro, sus opiniones sobre el gobierno y su consejo a los estadounidenses que quieren saber qué hacer para detener a su gobierno desbocado.

¿Qué es el anarcocapitalismo?

Lew Rockwell: El anarcocapitalismo es un término acuñado por el veterano Murray N. Rothbard. Murray acuñó ese término para hablar acerca de un anarquismo que sería capitalista y de libre mercado. ¿Qué es entonces el anarquismo? La definición del diccionario dice que significa sin un gobierno, sin gobernantes. El segundo significado en el diccionario es caos y problemas terribles.

Ahora, se supone que tenemos que creer que después de los horribles crímenes del gobierno en el siglo XX, después de los crímenes alucinantemente malvados y monstruosos de los comunistas, los nazis, los fascistas, los británicos y los estadounidenses y muchos otros pueblos y las guerras…

JW: Por no mencionar la carnicería y la muerte. Estás hablando de imperialismo.

LR: Sí. ¿Ahora se supone que tenemos que creer que el peligro real, el horror real, sería no tener gobierno? Basta con mirar: Se mató a 100 millones de personas [en el siglo XX], sin contar las guerras. Si cuentas las guerras que el gobierno causó y en las que participó, son más de 200 millones de inocentes muertos. Esto ni siquiera incluye los soldados muertos. Es una marca bastante sorprendente. ¿Se supone que tenemos que creer que el peligro real, el horror real, sería no tener gobierno?

Lo anarcocapitalistas argumentarían que la gente no necesita una clase dirigente. La mayoría, en nuestras vidas privadas, no estamos interesados en poner una pistola en las costillas de nuestro vecino y reclamarle su cartera. Incluso si los policías desaparecieran, no lo haríamos.

La gran mayoría de nosotros y la gran mayoría de nuestras relaciones (comerciales, familiares, lo que sea), todo se hace voluntariamente. No hay violencia ni amenaza de violencia. Por supuesto, eso es cosa del gobierno. El gobierno es violencia y amenaza de violencia.

Los anarcocapitalistas dirían que nunca está justificado moralmente iniciar violencia o amenaza de violencia contra el inocente. Cuando la gente oye esto, piensa bien, por supuesto. Pero no cree realmente en ello, porque eso significaría que no puedes tener un grupo de gente calificándose como gobierno, diciendo al resto de la gente: “Vamos a tomar este porcentaje de tu renta este año y, si no estás de acuerdo, te vamos a mandar a la cárcel. Si te resistes demasiado, te mataremos. De hecho, si te resistes demasiado a pagar por un estacionamiento, nos reservamos el derecho a matarte. Si te resistes demasiado a pagar la factura de la biblioteca, nos reservamos el derecho a matarte”.

JW: En realidad, un hombre murió recientemente (disparado y paralizado) por facturas de estacionamiento impagadas. La policía le disparó al salir de su garaje.

LR: Negarían haber hecho algo mal.

JW: El agente dijo que sintió una amenaza contras su vida. El tipo no estaba armado, por cierto.

LR: Es fácil analizar estas cosas si se niega al gobierno la idea de que está por encima de la ley moral.

JW: ¿Qué quieres decir con “ley moral”?

LR: Bueno, yo diría el derecho natural, todas las cosas que Dios, en mi opinión, graba en nuestros corazones y sabemos sin que se nos digan. No tienen que decirte que el asesinato es malo. No tienen que decirte que el robo es malo para entender los Diez Mandamientos. Sabes que ciertas cosas son malas, así que eso quiero decir acerca de la ley moral.

Si el asesinato es malo para ti y mara mí, y evidentemente lo es, poner a cualquiera un uniforme del gobierno y enviarle a Afganistán no hace que eso no sea un asesinato. Sigue siendo un asesinato.

¿Puedes usar fuerza defensiva, puedes usar violencia defensiva? Sí. Si alguien está invadiendo tu país, si alguien está invadiendo tu hogar, ¿puedes usar violencia para tratar de repelerlo? Por supuesto que puedes, pero no puedes iniciar violencia. No puedes entrar en la casa de otro. No puedes entrar en el país de otro.

JW: Porque es su propiedad.

LR: No puedes tomar el dinero de otros. Tienes que tener el consentimiento de la gente. Repito, nunca está justificado moralmente el uso de la violencia o la amenaza de violencia contra el inocente. Como señalabas tan elocuentemente en tu trabajo en términos del estado policial estadounidense, este abarca todo el gobierno. Es verdad en gobiernos de pueblos, ciudades, estados y federal y en un gobierno mundial si se acaba llegando a ello.

JW: Creo que esa es la dirección hacia la que van, es decir, el gobierno mundial.

LR: Seguro y realmente EEUU quiere ser el gobierno mundial, cree que es el gobierno mundial, piensa que sus leyes deberían aplicarse en todas partes y deberían aplicarse no a él, sino a nosotros. Las leyes formales, los edictos (que no son la ley natural) no son aplicables al gobierno, sino que son usados por el gobierno contra el resto de nosotros. Así que el policía puede correr, tú no puedes correr. Sigue la lista de todas las cosas. Pueden secuestrar (lo llaman reclutamiento, lo llaman servicio militar), pero si lo hacemos nosotros es secuestro. Se condena y castiga correctamente. Así que repito, el gobierno no está por encima de la ley moral. No está por encima del derecho natural. El derecho natural se aplica a la gente en el gobierno, casi igual que como se aplica al resto de nosotros y, si queremos una sociedad moral, también por supuesto una sociedad próspera, eso requiere un mercado libre y el mercado libre puede realmente proporcionar todo lo que pensamos que es necesariamente del gobierno. Es posible tener protección privada, defensa privada, etcétera. No hay nada que haga el gobierno que no pueda ser un servicio legítimo del mercado que pueda proporcionare mejor, más barato, más eficientemente y sin injusticias por el mercado libre.

JW: ¿Existe algún gobierno limitado?

LR: Bueno, es algo que a todos nos gustaría tener. A todos nos gustaría ver un gobierno limitado. Una vez hay una organización que es un monopolio y es capaz de decidir cuándo usar fuerza y violencia y cuándo no y es capaz de decidir cuánto de tu dinero van a tomar para hacer cosas que quieren hacer, no tienes obstáculos. Nos ha llevado mucho tiempo en la historia estadounidense llegar al punto actual y evidentemente la tendencia es mala.

Sí tuvimos un gobierno más limitado. Tomemos, por ejemplo, los Artículos de la Confederación. El gobierno revolucionario hasta el final de la Revolución Americana fue probablemente en gobierno más libertario de la historia. Pero pronto se libraron de él y adoptaron la Constitución. Por desgracia, la Constitución supuso un gran paso adelante en la centralización y en el poder del gobierno. Ha estado avanzando desde entonces, especialmente con guerras. Todas las diversas guerras han acabado con aumentos masivos en renta pública, poder, propaganda, mentiras… Puedes seguir adelante.

JW: ¿No es ese el propósito de la guerra: aumentar el poder de control y el gobierno interno?

LR: Sí, pero creo que está panado algo más. Friedrich Hayek tiene un capítulo llamada “Por qué los peores llegan a lo más alto” y está hablando del gobierno. En la vida privada, en general, la gente más monstruosa no llega a lo más alto, mientras que en el gobierno, los mentirosos, los semidioses, los manipuladores, los timadores, los estafadores: esa es la gente que llega a lo más alto. Esa es una de las razones por las que el gobierno no está limitado, sino que está intrigando constantemente y les gusta. A la gente que está en el gobierno (lo vemos como política actual) en realidad le gusta dañar a la gente. Les pone patear a alguien en la cabeza porque supuestamente ha estado groseros con ellos.

JW: Por cierto, que los estudios demuestran eso. En algunos de campos nazis de concentración, los guardias se excitaban sexualmente pegando a los reclusos.

LR: También hay gente a la que le gusta matar, que disfrutan enviando a jóvenes a matar y a morir. Realmente disfrutan. Este es definitivamente el tipo de persona que no quieres que dirijan nada. Por desgracia, debido a la naturaleza del gobierno, este es el tipo de persona que está dirigiendo. ¿Es un gobierno “menos grande” mejor que un gobierno “más grande”? Sí, por supuesto. ¿Es algo mejor un gobierno limitado que uno ilimitado? Sí. ¿Pero hay alguna forma de tener un gobierno limitado que se mantenga así? Jefferson pensaba que no. Por eso pensaba que tenía que haber una revolución cada cierto tiempo.

JW: Cada 20 años, decía. La Constitución Estadounidense sí creó un gobierno más centralizado. Por eso tenemos la Declaración de Derechos. Cuando algunos de los llamados Fundadores vieron la Constitución, dijeron: “Uh oh, esto se parece un poco a una monarquía. Necesitamos una Declaración de Derechos”. Así que la Constitución original que conseguimos es en bastante medida un gobierno centralizado. ¿Qué dirías a esto?

LR: Hay alguna investigación reciente interesante sobre Madison, en la que este estaba explicando a un compañero centralizador (cosa que él era en ese momento) que escogió las 10 cosas menos dañinas para enviarlas como Declaración de Derechos. Había habido cosas mucho más restrictivas que se habían propuesto, pero él las bloqueó. Por supuesto, la Declaración de Derechos está en vías de ser negada, en la medida en que todavía exista. Está bajo ataques en todas las formas posibles.

Gary North argumenta que el principal efecto de la adopción de la Constitución fue triplicar los impuestos a los estadounidenses respecto de los que habían tenido bajo el rey. Triplicar. Esto es el gobierno. En mi libro, Against the State: An Anarcho-Capitalist Manifesto, quiero que la gente sepa que no tiene que ser así. No tienen que aceptar este tipo de vida. Quiero que la gente lea más, trate de entender mejor la naturaleza real del gobierno, la naturaleza del estado y no solo saludar y entregar su cartera, entregar sus hijos a aquella gente que no tiene exactamente las mejores intenciones en su corazón. Aunque nos diga que sí. Que no tienen sus propios intereses especiales. Que solo les preocupa el bien nacional, la defensa común y el bien público. Por supuesto que el gobierno tiene sus propios intereses especiales y no son los intereses públicos: son siempre opuestos al interés público. Por eso el funcionario normal a todos los niveles gana el doble de lo que gana el contribuyente normal.

JW: Por no mencionar las pensiones y todas las demás prestaciones.

LR: Muchos maestros de la enseñanza pública, policías y bomberos pueden ahora jubilarse como millonarios con pensiones y todas esas cosas especiales.

JW: Algunos tienen privilegios especiales para volar (ventajas que nosotros no tenemos), pero los pagamos. En tu libro dice: “Estamos en la etapa del fascismo tardío”. Es una buena frase y estoy de acuerdo con ella. Estados Unidos ha pasado a una especie de régimen fascista.

Supongamos que tenemos una sociedad anarcocapitalista. ¿Cómo impedimos que se convierta en una sociedad en la que se junten los intereses empresariales para manipular y controlar el sistema? ¿Cómo se impide que atropelle al “pequeño” que solo quiere cultivar patatas, por ejemplo?

LR: Simplemente miremos la historia de nuestro propio país. Siempre hay intereses empresariales que quieren ese tipo de cosas. Fijémonos en J.P. Morgan y sus aliados en el sector acerero y otras industrias en el siglo XIX: siempre quisieron juntarse y formar un cártel en el que todos acordarían aumentar sus precios y aplicárselos al consumidor. Bueno, sabes, no pudieron lograrlo porque llegaba competencia y vendía más barato que ellos. Por eso promovieron regulación pública, como sigue pasando hoy con un montón de intereses empresariales creados. Establecen los intereses. Por ejemplo, querían que los ferrocarriles cobraran más. No podían hacerlo porque había demasiada competencia, así que crearon la Comisión Interestatal de Comercio, supuestamente para el bien del público. El primer acto de la Comisión Interestatal de Comercio fue decir que se puede rebajar precios. Si eras ferroviario, no podías bajar tus precios y vender más barato que el otro. Eso es lo que hace la regulación pública.

¿Ha estado presente esta batalla entre poder y mercado, como la calificó Rothbard, en toda la historia humana? Sí. Ha habido momentos en los que las cosas han ido mejor y estamos viviendo ahora mismo un momento en el que las cosas están empeorando, pero no está todo perdido. Trato a muchos jóvenes y veo enormes cambios entre ellos, no solo en este país, sino también en otros. Ya no se creen las mentiras del gobierno. Parte de esto tiene que ver con sus preocupaciones acerca de su propio futuro económico, preocupaciones acerca de la deuda estudiantil y todas las cosas horribles que les ha hecho el gobierno federal, pero no creen sus mentiras. Están buscando otro camino.

Hay algunas cosas importantes que pueden leerse, especialmente de Rothbard y otros. Es posible no consentir. El gobierno en realidad depende del consentimiento de los gobernados. El gobierno es una minoría. Nos necesitan para disfrutar de la vida. Si alguien ha estado recientemente en Washington (la capital imperial), todos tienen limusinas, restaurantes de lujo, mansiones y les va muy bien.

Es posible no tener ese tipo de sistema. Es posible tener competencia, capitalismo de mercado, no capitalismo de compinches, y todo es un paquete. No tenemos que consentir y, en realidad, si retiramos nuestro consentimiento de vez en cuando, se ve cuando el gobierno esté tratando de hacer algo. No puede continuar porque la gente no lo consiente. Así que ahí hay una pista respecto de lo que es realmente posible: es posible hacer algo respecto de la tiranía del gobierno. Es posible hacernos más libres, más prósperos, tener una situación en la que los padres realmente controlen la educación de sus hijos, no el gobierno.

JW: ¿Y el proceso educativo?

LR: Por eso el gobierno crea las escuelas públicas: para hacer a la gente más estúpida o al menos que no piense independientemente, no piensa críticamente. Horace Mann, el fundador de las escuelas públicas estadounidenses, lo dijo muy claro: que tienen que ser un buen trabajadorcito, un buen ciudadanito para el gobierno y las empresas que apruebe el gobierno.

JW: Por parafrasear a Hitler, este dijo: “Decís que no puedo tener a vuestros hijos. Ya los tengo. Están en nuestras escuelas”.

LR: Eso es porque Alemania, incluso hoy con las leyes de la época de Hitler, tiene uno de los gobiernos más despiadados contra la educación en el hogar del mundo. La educación en el hogar es una de las mejores cosas que pueden hacer los padres, no solo para sus propias familias y sus propios hijos, sino para la sociedad en general.

JW: Yo gané el primer caso de educación en el hogar en Estados Unidos en 1979. Fue el caso de Peter y Ruth Noble. El padre fue arrestado en medio de la noche por la policía. Me llamó y me sacó de la cama. Le pregunté: “¿Por qué te arrestan?” Y él dijo: “Por enseñar en casa a mis hijos”.

Déjame que te pregunte esto: ¿qué hay en la naturaleza humana que parece buscar una figura de autoridad o una figura gobernante? Veo a gente en grandes rebaños ante un político y gritando. ¿Qué hay en la naturaleza que quiere esto? ¿O me equivoco? Creo que esto impediría de alguna forma una sociedad libertaria.

LR: Tienes mucha razón. Al Estado le gustaría ser Dios. El Estado odia a Dios y envidia a Dios, los políticos, etcétera. No quieren que la gente sea leal a nada por encima de ellos. El Estado trata de ser una organización casi religiosa. Deben mirar atrás a los días de los faraones como los días gloriosos en que el gobierno era realmente Dios. Ese es probablemente su ideal.

Creo que es importante recordar siempre que todo lo bueno (o lo malo, en este sentido) lo lleva a cabo una minoría con motivación. La mayoría de la gente, Dios la bendiga, tiende a no ser relevante. Esto significa que nosotros tenemos que ser una minoría con motivación. Tenemos que formarnos y entender la lucha en la que estamos. ¿Cuál es la mejor manera de salvar el mundo? Todo lo que uno puede hacer es presentar el mundo una unidad mejorada. Aprende estas cosas y entiende la historia, entiende la economía, entiende la política. ¿Qué es la política real? No la política electora, que yo diría que es un engaño y un truco para hacer que pienses que te salvaría si tuviésemos a Romney en lugar de a Obama.

JW: El gobierno es teatro. ¿Estás de acuerdo?

LR: Sí, un teatro sangriento, un teatro terrible, pero es un teatro y lo saben. Saben que así es como se apacigua al pueblo.

JW: Dos psicólogos han estudiado el uso de palabras por los políticos en años recientes. La palabra más usada ahora por los políticos en Estados Unidos es la palabra “nosotros”. El uso de esta palabra hace en realidad que la gente forme un grupo donde esencialmente deja de pensar. Esto está relacionado con el concepto teatral de controlar a la gente y te garantizo que el gobierno contrata a conductistas y psicólogos y estos estudian cómo manipular a la gente. ¿Qué piensas de esto?

LR: Recuerdo a uno de los críticos de los nazis diciendo que es una indicación de totalitarismo cuando los políticos se refieren a “nuestros hijos”. No son vuestros hijos. Son los hijos de Dios y son los hijos de sus padres. No son los hijos del gobierno, sino que el gobierno, por supuesto, cree que lo son y quieren moldearlos. Quieren moldearlos y quieren que los padres tengan cada vez menos que ver con ello. Los quieren en escuelas públicas de 6 a 6, haciendo allí todas las comidas y ese tipo de cosas. Sabes que no son ese tipo de villano, pero, de hecho, son villanos. Incluso aunque parezcan gente agradable y decente, en realidad no lo son.

Yo estuve en política antes de volverme normal y puedo decirte que no son buena gente. Solo encontré un hombre del que pensara que fuera completamente bueno y tuve el honor de acabar trabajando para él, y ese fue Ron Paul, que fue también la única persona en política que yo haya conocido que no tenga el deseo de gobernar, el deseo de dominar. Ron Paul no lo tiene, así que era un tipo muy raro en política. Para él, la política era una misión educativa, pero la mayoría quieren dominar. Repito, a la mayoría no nos interesa dirigir la familia del vecino de la puerta de al lado. No queremos dirigir el pueblo cercano. No queremos dirigir el país cercano. Nos basta con nuestras familias, segar el césped, hacer nuestro trabajo, ganar suficiente dinero y todo eso, eso es lo que queremos hacer. Pero hay gente que quiere dirigir la familia de la puerta de al lado. Quiere dirigir el pueblo cercano. Quiere dirigir el mundo.

JW: Así que se hacen cargos públicos.

LR: Entran en política.

JW: ¿Cambio un poco las reglas la tecnología? Con las tecnologías emergentes, existe la capacidad para personas nefastas, como la NSA, de escuchar y ver todo lo que estamos haciendo, descargar ficheros, etc. He hablado con agentes de la NSA, exagentes, que me dijeron que todo lo que hacemos se ve. Tenemos la aparición de los drones: el lema es ahora “Quien posee un drone, manda”. ¿Va a hacer esto un poco más difícil moverse en una sociedad donde tenemos más libertad, ya que los instrumentos del poder son ahora tan asombrosos?

LR: Bueno, yo diría que esto ha sido siempre verdad. La tecnología, dado su estado, es siempre una espada de doble filo. La invención de la máquina de vapor fue algo fantástico para el crecimiento de la prosperidad humana, pero también pudo usarse para mover los barcos de guerra. Es verdad en la tecnología moderna. Internet evidentemente ha sido magnífica para el comercio, magnífica en muchas maneras para la libertad, pero también se vende al gobierno para sus propios dispositivos y ha sido esencial para el crecimiento de la NSA, que es solo una de las muchísimas agencias de espionaje. Igual que hay muchísimas organizaciones asesinas del tipo de la CIA, escuadrones de la muerte, etc. disponibles a la orden del presidente y los militares y todo eso.

JW: Has tocado un punto clave. El presidente puede asesinar y matar, pero si yo lo hago, voy a prisión. O me matan con la pena capital o me ponen en prisión para siempre.

LR: ¿Da el presidente su permiso a los ataques de drones tomando sus huevos revueltos por la mañana en la Casa Blanca? Está enviando esos drones a matar gente de la que no sabe nada. Muchas veces explotan en bodas. El famoso caso de Afganistán de un grupo de niños en busca de leña, recogiendo leña y bombardeados por un drone. Es un asesinato.

Recuerdo que cuando George W. Bush empezó su guerra en Iraq, lo primero que hizo fue bombardear y restaurante en Bagdad, porque la gente de inteligencia le había dicho que Saddam Hussein y sus hijos estaban comiendo en ese restaurante. Incluso si hubieran estado allí, no es ético que hubiera matado a esa otra gente. Resultó no estar allí, así que destruyó ese restaurante, mató al dueño, al cocinero, los camareros, los clientes y todos los demás. Fue un asesinato. Por supuesto, Bush no pensó que fuera un asesinato. Es guerra justa o llevar la libertad a los iraquíes o cualquier mentira que digan.

Repito, solo porque alguien esté en el gobierno no significa que esté por encima de la ley. Se caen la escamas de tus ojos y ves al gobierno de una forma muy, muy distinta. Mencionaré el gran ensayo de Murray Rothbard, “The Anatomy of the State”. Podéis encontrarlo en www.lewrockwell.com.

El gobierno no está por encima de la ley natural. Cuando se ven por encima del derecho natural, cuando violan el derecho natural, son criminales. No importa que tengan trajes elegantes y casas bonitas o que lleven todo tipo de medallas en su pecho. En realidad no son mejores que la Mafia.

JW: ¿Cómo ves una transición ideal de la sociedad de nuestro actual estado de cuentas, que también describiste como fascismo tardío, a un sistema anarcocapitalista? ¿Cuáles son los pasos físicos reales que piensas que llevarían a un sistema en el que tendríamos más libertad y nos libraríamos del gobierno?

LR: Bueno, significaría gente rechazar seguir así. Si la gente se parara y pensara: “EEUU está enviando drones para matar gente en Yemen. Eso no es algo bueno. No es bueno tomar todo tu dinero. ¿Quién esa gente para decir que no puedes tener el 40% de tu renta, que habrías gastado en caso contrario en tu familia, para ahorrar, en tu negocio o en lo que sea? Hemos aprendido y no nos lo tragamos”.

La forma en que actúa la policía (usando tasers contra la gente y la policía con armas automáticas y tanques) si la gente no lo acepta, el gobierno no puede en realidad hacernos esto. Así que creo que lo ideal sería una transición no violenta, quizá algo como lo que pasó en la Unión Soviética y también ha pasado en otros lugares. La gente simplemente rechazo seguir así, y cuando eso ocurre, aunque el gobierno parezca una operación extremadamente impresionante, extremadamente impenetrable de enormes muros redando una ciudad de poder, todo puede venirse abajo.

No me importa si es la policía secreta o el ejército, las agencias de espionaje, la policía normal, los recaudadores de impuestos, la EPA… Sin embargo, muchas agencias federales están dirigiendo nuestras vidas, trabajando para los capitalistas compinches, dañando a la persona normal… Esto puede llegar a su fin, porque el gobierno depende del consentimiento de los gobernados y si el pueblo retira su consentimiento, si rechaza ser parte de la banda, si no aprueba lo que está haciendo el gobierno (ya sea a gente en otros países o a gente en este país) no aprueba actos de injusticia. No supone que cuando la policía te mata eso es algo bueno y ya sabes, merecías morir, cuando el ejército de EEUU te mata, merecías morir. Así que la gente tiene que cuestionar. Tiene que educarse. Es posible tener una retirada del gobierno. Creo que es lo que queremos todos.

JW: ¿Necesitamos resistencia militante masiva no violenta?

LR: Creo que si tiene que haber desobediencia civil, tiene que ser no violenta y tiene que ser el tipo de situación en el que la propia gente del gobierno pierda la confianza en este y ya no crea en él. Esto ocurrió en la Unión Soviética. Si se pidiera a los soldados que dispararan contra los estadounidenses, se incautara de sus armas u otra cosa, podríamos ver como los propios agentes del gobierno se oponen a ello. Llegarán a entender que es algo inmoral que les pidan hacerlo y simplemente no lo harán. Esto ha pasado en el pasado y esto es lo que tenemos que esperar. Creo que ya hay algunas indicaciones de esto. Hay chivatos. Hay gente dentro del estado que se opone a ello. Queremos mucha más. Repito, esto es una lucha. Siempre va a ser una lucha. Pero es una lucha que tenemos que librar si nos preocupa algo el futuro. Nos preocupan nuestros hijos, nuestros nietos y nuestros descendientes. Si nos preocupamos por otra gente, si nos preocupamos por la gente que está matando el ejército de EEUU en todo el mundo, si nos preocupamos por la tiranía que se está ejerciendo aquí en casa, tenemos que hacer algo. No puedes simplemente quedarte sentado.

JW: Pero aquí está el problema. El gobierno se está preparando para eso. El Departamento de Defensa está realizando estudios sobre cómo acabar con la agitación social civil. Se están preparando para lo que ven como gente harta del gobierno. Viste la situación del Bundy Ranch, viste lo que ocurrió cerca de la frontera. Se están preparando para esto. Están armados hasta los dientes. Tienen drones y tanques. Van a disparar y matar a gente. Por desgracia, la mayoría de la gente parece desorientada, porque conoce la mayoría de las noticias por televisión. Allí no van a tener noticias reales. Los llamados grandes medios de comunicación trabajan coordinados con el gobierno, escondiendo los hechos. ¿Cómo vamos a hacer que la gente se organice?

LR: Bueno, estás tocando una cosa muy importante. No veas noticias de TV. No son sino mentiras. Tengo un amigo que piensa que ver FOX realmente te hace más tonto. No sé de eso.

JW: Creo que ver la TV realmente te hace más tonto.

LR: Realmente no veo habitualmente la televisión normal y creo que es importantísimo conocer las noticias en otro lugar- Sigue siendo posible en Internet. Por eso tengo mi sitio, www.lewrockwell.com.  Es posible conseguir los hechos reales de la situación. No es fácil, pero es posible.

Es esencial no bajar de nivel por las mentiras y propaganda constantes del gobierno. Tengo un amigo, Yuri Maltsev, que fue uno de los últimos desertores de la Unión Soviética. Decía que en la Unión Soviética: “suponíamos que si el gobierno decía que iba a llover mañana, iba a lucir el sol. Quiero decir, no creíamos nada que dijera el gobierno”. Una de las cosas que le sorprendieron cuando llegó a Estados Unidos era que “la mayoría de la gente cree lo que dice el gobierno”. Creo que esto es verdad, pero cada vez hay más gente que no le cree. Cada vez más gente está retirando su consentimiento. Cada vez más gente ve a estas personas en el gobierno como proveedoras de mentiras y distorsiones y violencia. Afirman que tú y tu familia, tu salario, los ahorros que tengas, todo les pertenece si quieren tomarlo. Afirmarían que no hay nada que les impida hacer lo que quieran si deciden que es “bueno” para nosotros.

JW: Hay un montón de tipos con los que he trabajado que están empezando a desconfiar del gobierno. Creen que es absurdo. Quieren cambiar cosas. Están dispuestos a implicarse. Algunos han leído tu libro Against the State. Es un buen lugar para empezar. Si preguntaran “¿Qué debería hacer luego?”, ¿cuál sería tu consejo?

LR: Quisiera tener un programa en 12 pasos para dárselo. Simplemente diría que lo primero, lo esencial, lo fundamental es conocer al enemigo y conocer los principios de la libertad. Tienes que formarte. No hay sustitutivo a leer libros, ya sean electrónicos o físicos o como sean, porque el gobierno no quiere que nadie aprenda nada en un sentido real. Solo quieren que prestes atención a Bill O’Reilly o la gente de la MSNBC y todo eso. Tienes que rechazar todo eso. Tienes que formarte. En mi libro tengo algunas lecturas sugeridas. Si alguien me escribe a lew@lewrockwell.com, estoy encantado de enviarle un lista de lecturas sugeridas.

Este es realmente el primer paso para hacer de ti una persona mejor, equiparte bien intelectualmente y moralmente para entrar en esta lucha. Es LA lucha. Yo diría que realmente no hay escapatoria, debido a lo que está pasando con el gobierno. Tenemos que tomar parte.

Lo primero es que tienes que aprender. Una vez hayas aprendido algo de economía, una vez hayas aprendido algo de historia, una vez hayas aprendido acerca de la naturaleza de la política, no pueden engañarte y otra gente vendrá a ti en busca de liderazgo. Buscarán tu consejo y así es como se construye el movimiento. Hay muchas otras cosas en marcha y que estarán en marcha en el futuro, esperamos y rezamos por ello. Pero lo primero es que tienes que hacer de ti una mejor persona. Tienes que leer, tienes que saber, tienes que ser capaz de analizar e informar tu conciencia. Leer es muy, muy básico para todas estas cosas buenas.


Publicado el 2 de octibre de 2014. Traducido del inglés por Mariano Bas Uribe. El artículo original se encuentra aquí.

Print Friendly, PDF & Email

Instituto Mises
Organización educativa no lucrativa.
Contenido libre