Rockwell sobre el estado, el ejército y la propaganda

,
0

[Transcripción de esta entrevista, cortesía de The Tom Woods Show]

Tom Woods: Este libro, Against the State: An Anarcho-Capitalist Manifesto, está consiguiendo los aplausos de todos. A Charles Goyette le gusta, a Ron Paul le gusta, a mí me gusta. Todo el que lo lee parece estar entusiasmado con él. El legible, en el sentido de que tiene una prosa interesante, convincente y combativa. Está lleno de información y es suficientemente corto como para que su longitud no sea abrumadora. No ahuyenta a la gente. Por cierto, la longitud de los libros no siempre ahuyenta a la gente. Me asombra cuánta gente lee The Creature from Jekyll Island. A G. Edward Griffin le asombra cuánta gente lee ese libro. Pero con mayor razón la gente leerá un libro de este tamaño. Me encanta de verdad.

Así que quiero continuar nuestra conversación porque hemos pelado solo unas pocas capas de la cebolla la última vez y quiero empezar con un concepto del que hablamos en este programa la ´última vez ha solo un par de semanas en relación con Teddy Roosevelt. Teníamos el autor de un pequeño libro llamado American Fascist, hablando de Teddy Roosevelt y quería darle una oportunidad de mostrar que el uso de la palabra fascismo no era solo una hipérbole. Que ni siquiera es necesario hablar del propio Hitler, hay ideas en el fascismo que están presentes en un grado mayor o menor en diversos regímenes. ¿De qué hablas cuando dices fascismo estadounidense? ¿Qué tienes en mente?

Lew Rockwell: Bien, por supuesto, como habéis apuntado tú y tu entrevistado, el fascismo viene de la Era Progresista. No es coincidencia que Teddy Roosevelt llegara al poder en ese momento y entonces era cuando Mussolini desarrollaba sus ideas. Es antes de Hitler. Así que el fascismo es anterior a Hitler y no es solo un calificativo. Es un sistema real, quizá no sistemático, pero definitivamente político y un sistema económico. El propio Mussolini dijo que realmente se describe mejor como corporativismo que como fascismo porque representaban la fusión del poder estatal y el poder corporativo, por supuesto, bajo los políticos y aplicado contra todos los demás en la sociedad. ¿Qué es entonces el fascismo? Y creo que el sistema estadounidense, indudablemente Teddy Roosevelt tenía sus impulsos fascistas.

El New Deal de Franklin Roosevelt era enteramente fascista. Realmente lo había tomado de Mussolini y beneficiaba a la grandes empresas que estaban en connivencia con el gobierno federal, dañaba a todas las empresas y consumidores y todos los que no estuvieran en connivencia y tenía la intención de cambiar el capitalismo estadounidense y no lo lograron. Así que yo diría que ha habido muchísimos avances en el fascismo. El hecho de que no tengamos campos de exterminio no es una refutación de que el sistema político y económico estadounidense no sea fascista. Así que es un estado corporativo. Es una combinación del estado de bienestar, de regulación masiva de los negocios, de odio al otro (en nuestro caso, quizá sean los musulmanes, islamistas y otros que supuestamente justifican una supervisión total y un control total de la población estadounidense). Es el gobierno el que… en el caso de Mussolini eran los sindicatos, las grandes empresas y el gobierno combinados. Gracias a Dios en nuestro país los sindicatos ya no son una fuerza significativa y lo son cada vez menos. Pero sin embargo tenemos grandes empresas y gran gobierno cooperando juntos contra el resto de nosotros. También implica militarismo. Por desgracia la mayoría acepta como norma la adoración de la policía y los militares y la llamada respuesta rápida. Eso es un impulso completamente fascista. La idea de que tenemos que pensar que son seres superiores, gente mucho mejor y más importante que la gente normal, lo que Will Grigg llama “los mundanos”. Debería ser y es perfectamente factible y realmente moral que sea un delito mucho más grave, `por ejemplo, tocar el hombro de un policía que te esté arrestando, y por tanto te estás resistiendo al arresto, de lo que sería tocar a una persona normal en el hombro por error. Es la glorificación. Es el sistema de guerra constante, las guerras constantes en todas partes. (Mussolini, Hitler, Teddy Roosevelt, todos ellos creían que la guerra era en algún sentido el resultado superior de la de la civilización, que no solo era el florecimiento de la civilización, sino que era la civilización avanzada). Bueno, avanza en algo, por supuesto no en la civilización. Así que las guerras constantes, el militarismo constante, la adoración de lo militar y la planificación por el gobierno y las grandes empresas de toda la vida económica y luego está el estado de vigilancia total y tenemos desgraciadamente lo que aún es, comparado con otros regímenes, en fascismo suave, pero que se está haciendo cada vez más duro y eso es más que ligeramente alarmante.

Por otro lado, creo que hay cada vez más, especialmente los jóvenes se están despertando a lo que es el sistema estadounidense, en qué se ha convertido, como se ven sus vidas atrofiadas por él, sus propias posibilidades económicas en el futuro… y Ron Paul, por supuesto, es el principal factor para esto.

Todas las ideas de los grandes libertarios y austriacos, Murray Rothbard y todos los demás, son, por supuesto, el fundamento de todo esto. Pero Ron, con todo su trabajo, ha despertado a los jóvenes no solo en este país, sino en todo el mundo, respecto de la importancia de la libertad, cómo está siendo atacada y por qué no queremos un estado corporativo, un estado fascista. Por qué va contra todo valor de decencia y contra la religión, y contra la Regla de Oro y es justamente un ataque, por supuesto, a la propiedad privada que es la base real de nuestra civilización, por supuesto, no la guerra. Actualmente no hay, en buena medida, propiedad pública de los medios de producción, es decir, tienes el TVA. Tienes el sistema médico socializado de pagador único de VA.

Hay algunos aspectos de la economía estadounidense que son clásicamente socialistas, pero la mayoría de la propiedad privada permanece en manos del sector privado. El control está crecientemente en manos del gobierno, así que cualquier agencia pública que observemos, ya sea la EPA o Hacienda o la OSHA o el Departamento del Tesoro, el Departamento de Interior, todas ellas, están aumentando enormemente su poder y a la gante de negocios actual lo que más le preocupa no es lo que estén pensando los consumidores y podrían querer, sino qué está pensando el gobierno y qué podría querer hacerles. Así que gastan enormes recursos, enormes cantidades de tiempo que deberían ir a nuevos productos y servicios para atraer al consumidor y satisfacer deseos del consumidor, yendo a preocuparse por el gobierno. Hans Hoppe se reunió últimamente con, no voy a dar su nombre, pero es un importante milmillonario que está interesado por las ideas de Hans y tenía muchos empresarios como socios y Hans dijo que todos estaban aterrorizados por el gobierno. Estaban muy, muy preocupados por lo que les pudiera pasar. Por ejemplo, si muestran su oposición y creo que esto es el tipo de país que hemos creado. Es un sistema fascista. Por otro lado, es una especie de glorificación de la falsedad, así que tenemos la verdad de nuestro lado, lo que, por supuesto, es extremadamente importante y pienso realmente que el futuro puede ser brillante al resistirse los jóvenes a este sistema. No les gusta la vigilancia. No les gustan las guerras. El paulismo se extiende. Asimismo, se extienden las ideas del anarcocapitalismo. Ha habido más ataques al anarquismo de propiedad privada, el anarquismo libertario o, como lo llamaba Murray Rothbard, el anarcocapitalismo, de lo que creo haber visto nunca, indudablemente en mi vida.

Los medios de comunicación, desde el New York Times a Salon o desde Salon, cualquiera, muchos de ellos, el New Republic, muchas de estas puiblicaciones e intelectuales, intelectuales públicos están atacando nuestras ideas. Por supuesto, si no les preocupáramos no nos atacarían. Les preocupa. Les preocupa su atractivo para los jóvenes. Les preocupa el hecho de que los jóvenes y Ron Paul hicieran posible que los conservadores estuvieran en contra de la guerra. Todos habían recibido un lavado de cerebro desde tiempos de Bill Buckley de que si no eras pro-belicista eras pro-comunista. Eras precisamente el peor tipo de malvado. Tendrías que estar en guerra en todo momento y lugar y eso es lo correcto. Por supuesto, no es lo correcto. Evidentemente no es lo correcto. Yo diría que la guerra no es sino asesinatos en masa y no es una buena idea. Gracias a Dios la mayoría no estamos equipados para ir a matar gente. Por eso los veteranos nunca quieren que se hable de lo que les pasó. No quieren hablar de lo que se vieron obligados a hacer, de lo que vieron. Es horroroso y les afecta durante el resto de su vida. Por eso vemos tantos suicidios entre veteranos, suicidios entre las tropas. Y, por supuesto, está la gente que está siendo asesinada. Se supone que solo debemos preocuparnos por las bajas estadounidenses. Por ejemplo, vi algo en Drudge el otro día que hablaba de, ya sabes, si Iraq mereció la pena, lo siento, no tengo las cifras exactas, pero algo así como 4.800 estadounidenses muertos y 68.000 heridos. Pero, por supuesto, probablemente hayan muerto más de un millón de personas en Iraq. La revista médica británica Lancet publicó un estudio muy bueno sobre esto. Hace algunos años. Indudablemente cientos y cientos de miles inocentes, gente con sus brazos y piernas reventados entre los que sobreviven. Gente con sus hogares destrozados, negocios destrozados y ahora, por supuesto, vemos en Iraq a la supuesta al-Qaeda avanzando y resulta gracioso ver al ejército iraquí simplemente quitándose sus uniformes y huyendo. No quieren matar. No quieren que les maten.

Han ocurrido muchísimas cosas interesantes en el mundo. El estado está teniendo realmente problemas. Por supuesto, creen que todo puede resolverse con la pistola en la cabeza. Así que todo se preocupa de todo. Si tienen poder para ponerte una pistola en la cabeza, eso solucionará todo. Pero, por supuesto, no resuelve todo, ni siquiera para el estado. Necesitan el consentimiento del pueblo o la menos una consentimiento pasivo para lo que hacen. Yo diría que el consentimiento se está evaporando, especialmente entre los jóvenes. Les preocupa la idea de la libertad. Así que creo, como apunta Rothbard, que a lo largo de toda la historia humana ha existido una lucha entre poder y mercado. No hay nada nuevo. Es una lucha que me temo que nunca se ganará en este lado del paraíso. Pero indudablemente podemos progresar. Podemos reducir la cantidad de mal en el mundo y yo diría que el estado es el mayor enemigo terrenal de la humanidad. Hay enemigos espirituales más importantes, pero desde el punto de vista de los enemigos humanos, es el estado, y por eso pienso que hay múltiples razones para confiar en el futuro, debido a que los jóvenes, y algunos que somos mayores, nos estamos levantando también contra lo que se ha hecho.

Fred Reed  escribió el otro día un maravilloso artículo acerca de cómo muchos veteranos e están descubriendo el hecho de que fueron utilizados. No estaban realmente sirviendo al país, protegiendo la libertad y todo el resto de mentiras que les dijeron. Fueron instrumentalizados y fueron instrumentalizados para cosas terribles y malvadas. Así que creo que la gente está despertando. Internet continúa siendo tan importante que el gobierno trata de restringirla y la gente está leyendo, la gente está aprendiendo. Ceo que se está extendiendo el libertarismo y creo que eso preocupa a los malvados y eso es bueno, porque deberían estar preocupados.

Tom Woods: Lew, tuve en el programa  Bob Higgs hace unos meses y es un ejemplo de que alguien cuyo pensamiento evolucionó realmente a lo largo de los años. Siempre fue un libertario del gobierno limitado, pero le pregunté: Evidentemente te has radicalizado de verdad en los últimos cinco o diez años, ¿qué pasó? Y dijo que acabó llegó a esto (y puedo añadir entre paréntesis que es muy, muy raro que un académico piense dos veces sobre algo. Te limitas a reafirmarte a lo largo de tu carrera. Pero dijo que mientras hacía trabajo investigador en el campo de la economía y a veces de la historia económica, estaba describiendo el estado de formas que se dio cuenta de que no tenían ninguna relación en absoluto con la realidad. Se dedicaba a la aproximación académica estándar al estado y se dio cuenta de que el estado no es así. Estas no son las motivaciones del estado. El estado no está compuesto por el tipo de  gente que los teóricos suponen. Así que lo ha abandonado completamente y actualmente es completamente rockwelliano en este aspecto, completamente rothbardiano en su punto de vista. Y sus actualizaciones en Facebook son algo de lo mejor de lo que me pasa cada día, a veces, a pesar de que pueden ser deprimentes.

Sobre el tema militar, a veces tú yo nos sentimos como si estuviésemos consiguiendo mucho progreso y sin duda es así. Pero una cosa que me desespera es la ubicuidad de la adoración militar. Está por todas partes. Está en todo sector de la sociedad. Los militares tienen descuentos en el café. Tienen descuentos en los bocadillos. Tienen una consideración especial cuando suben a un avión e incluso los progresistas, aquellos que se supone que son antibelicistas, les aplauden débilmente en el avión. Y mira, lo siento: no voy a aplaudir. Y los conservadores, por cierto, los conservadores estarán en contra de algunas agencias regulatorias y esta agencia regulatoria es una banda de ladrones y no nos gustan estos funcionarios públicos, pero esta otra rama de empleados públicos no pueden hacer nada mal. Tienes que levantarte y saludar. Tienes que aplaudir. Se sacrifican por nuestras libertades. Estas devociones son repetidas incluso por gente que supuestamente se oponen a las guerras. Gracias por vuestros servicios. ¿De qué estáis hablando? ¿Vivo en una novela de Orwell? ¿Qué podemos hacer con esto?

Lew Rockwell: Ya sabes, como apuntaba Joe Sobran, los conservadores están contra los programas públicos, salvo que supongan matar a gente.

Tom Woods: Sí. (Risas).

Lew Rockwell: Así que el estado se especializa en esto. De hecho, creo que la gente que son asesinos o que disfrutan enviando a otros a matar son atraídos por el estado. Tal vez se conviertan en pistoleros de la mafia, pero la mayoría se convierten en políticos y realmente disfrutan empezando guerras. Disfrutan haciendo que muera la gente. Hay gente que cree que gente como FDR y Bob Dole, que son ellos mismos minusválidos, a veces tienen un impulso. No les importa enviar a tipos fuertes y jóvenes para ser mutilados. Realmente les gusta. Esto es una enorme desgracia. La adoración militar es, sí, no he visto nada como eso en mi vida. Estados Unidos ha sido siempre un país muy militarista. Por ejemplo, no es verdad que los veteranos fueran escupidos cuando volvieron de Vietnam. Es una mentira. Puedo decirlo. Yo estuve allí. La idea de que los hippies fueron desagradables con veteranos que podrían haberles dado una paliza… creedme, nunca ocurrió. Incluso entonces los veteranos estaban exentos y las tropas estaban exentas por gente que siempre quiso culpar al gobierno. Aunque, si escuchamos la canción favorita contra la guerra de Ron Paul, ““The Universal Soldier”, no pudo ocurrir sin los soldados. Si los soldados rechazaran matar, todas las operaciones bélicas se detendrían. No importa los grande que sea Lockheed-Martin o el resto de esos fabricantes de armamento. No importa cuánta gente haya en el Pentágono. Necesitan a los soldados.

Así que bravo por  Bowe Bergdahl (el chico que aparentemente trató de cambiar de empleo o, como se dice en lenguaje militar, desertó. Y no quería matar más y no quería ser parte de la matanza y, por supuesto, no quería tampoco que le mataran. Lo llaman cobardía. Aunque a mí me parece una reacción perfectamente sana y normal. Así que hay una tremenda cantidad de propaganda en marcha. La formación militar, de hecho, como apuntaba Fred Reed, consiste en buena parte en tratar de suprimir la conciencia. Ese es el trabajo de capellanes en el ejército: suprimir la conciencia. Si pensamos en la idea básica libertaria acerca del gobierno, se permite hacer todo lo que sabemos que entre nosotros son delitos en el mundo privado. Supongamos que un delincuente fugado se esconde en al apartamento de alguien. No puedes bombardear el edificio para atrapar al tipo. El estado llama a esto daño colateral. No puedes asesinar. El asesinato es un delito, incluso si vistes un uniforme del estado. Así que puede que tengamos una esperanza de que al menos algunos de estos soldados se den cuenta de que se les envía a cometer delitos. Y por supuesto, vuelven con todos estos horribles problemas mentales y evidentemente también con problemas físicos muchas veces. Luego vemos al gobierno promoviendo la contratación de veteranos de Iraq y Afganistán como policías porque tendrán la actitud correcta hacia la gente (que, por supuesto, no es proteger ni servir, sino controlar). Por eso tienen la militarización, los uniformes, los vehículos militares que tienen, las armas militares, todo diseñado contra el pueblo. Así que el estado teme siempre sobre todo a su propio pueblo. No teme a los rusos o a quien sea el enemigo del momento. Siempre teme al pueblo, y por eso toda la propaganda se dirige hacia nosotros y, por supuesto, como pasa en la adoración militar, tiene éxito. Pero Estados Unidos, lamento decirlo, siempre ha sido un semillero de adoración militar. Es uno de los defectos de nuestro país.

Tom Woods: Bueno, Lew, en nuestra sociedad no ganas ningún concurso de popularidad diciendo que quizá, solo quizá, las tropas podrían tener alguna responsabilidad moral en esto. Entiendo que hay mucha propaganda que es posible que alguien no conozca realmente, no entienda la importancia moral de lo que está haciendo. Pero eso puede ir más allá. Si firmas por un trabajo que sabes que implica matar a gente, al menos entreabres un libro. Tienes que ver la historia del área que vas a bombardear, tener alguna sensación remota de los que pasa. Tengo parientes lejanos que han estado en el ejército que no tienen la menor idea acerca del mundo que no sea que EEUU es grande y ra, ra, ra.

Mencionaste  “The Universal Soldier”. Estoy seguro de que recordarás que en la Campaña de Ron Paul por la República en 2008 hizo que Aimee Allen cantara esa canción porque siempre la ha apreciado. Luego, en sus propios comentarios (realmente me conmovió esto) dijo que a veces echa la mirada atrás a cuando trabajó como cirujano de aviación en el ejército y se pregunta: “¿Era yo el soldado universal?” A mi modesta manera, permití esto. Quizá debería haber dicho no a todo. Y repito, qué poco habitual es que alguien de más de 70 años mire atrás y diga, nada menos que en público, que quizá algo de lo que hice fue un grave error y miro atrás y desearía volver a empezar.

Lew Rockwell: Y este, por cierto, es un hombre que se convirtió en médico así que el gobierno no debería haberle reclamado para matar gente. Ron estaba interesado en muchas cosas: podría haberse convertido en otro tipo de científico. Podría haber hecho otras cosas. Podría haberse convertido también en empresario, un empresario de éxito, pero por eso se convirtió en doctor. Así que fue eso. Por supuesto, todo se produce mediante introspección. No pienso en ti, por supuesto, evidentemente leo libros: tu libro, mi libro, muchos de Rothbard. Es esencial. ¿Pero podemos saber también por introspección? ¿No es esta la doctrina católica del derecho natural? Ciertas cosas están escritas en el corazón por Dios. Una de ellas es que no es bueno matar a gente. Matar es un problema. Por eso se lava el cerebro a esos chicos. Muchas veces, debido a la Fed y otras políticas económicas del gobierno, no tienen ningún tipo de futuro en la economía privada, o eso es lo que creen, y se alistaron por eso. Por supuesto, si algo te interesa económicamente, es muy fácil pensar que está bien y se educa a todos para creer que quien se resiste a EEUU es un untermensch que merece morir, merece ser degollado y eso vale también para su esposa e hijo y abuelos y todos. Cometieron el error de Leonard Peikoff,, ese tipo horrible que es el sucesor de Ayn Rand y jefe del Instituto Ayn Rand, que dijo que puedes matar a todos. Estaba a favor de tirar la bomba atómica a los árabes y creo que sigue estándolo, pero estaba discutiendo esto. Y se le preguntó acerca de los no combatientes. Dijo que estaban viviendo en ese país; por tanto, son responsables.

Tom Woods: Si, así que sigue la opinión izquierdista de que solo por estar en algún sitio, estás consintiendo el régimen. Es la visión más totalitaria de todas y asimismo, de algunos de estos cargos randianos (no quiero tener quejas de los objetivistas normales: estoy hablando de los portavoces de diversas organizaciones objetivistas) de los que oímos usar repetidamente la expresión “países terroristas”. Estos son la misma gente que se llama a sí misma individualista y aun así hablan en este horrible colectivo de “países terroristas”. Y luego, como dices, se ve repetidamente a investigadores objetivistas diciendo que no deberían preocuparse ni por un momento acerca del daño colateral. Y esta es la escuela que se autodefine como la filosofía de la razón. ¡Que Dios nos coja confesados!

Lew Rockwell: (Risas). No, por supuesto, es verdad. Y si vamos a empezar a hablar acerca de países terroristas, no creo que estemos hablando del países, sino de regímenes terroristas: ¿por qué no está EEUU en lo más alto de la lista? Si pensamos en la definición oficial de terrorismo de EEUU… y por cierto tiene que ser un no-estado. Empiezan directamente diciendo que el terrorismo es algo que es un no-estado. Y es el uso de la violencia o la amenaza de violencia contra poblaciones civiles y objetivos civiles para intentar producir un cambio político. Bueno, ¿qué está haciendo EEUU en todas sus guerras? Quiero decir, mandando  todos los drones y todo eso y cuando bombardean una fiesta de una boda, les parece que pueden simplemente dar a las familias supervivientes varios miles de dólares y ya está. Y se educa a todos para pensar que no importa. Son basura. No son realmente humanos. Esto es horrible: los nacionalsocialistas no inventaron este tipo de actitud. Quizá haya estado siempre presente en el corazón humano, junto con algunas otras cosas malas.

Tom Woods: Lo intensifica el estado.

Lew Rockwell: Bueno, el estado, por supuesto, vive de ello. Es la fuente del poder del estado. Eso y la deriva hacia el igualitarismo es otra. Pero la guerra sí, es sabido que se dice que la guerra es la salud del estado. La guerra es una especia de cimiento del estado. La guerra es la esencia del estado. Siempre me pareció interesante que haya tantas tropas en Washington, que solo se permiten (se ordena de hecho), que debes, por supuesto, vestir tu uniforme los martes, pero no los demás días de la semana, porque si todos los soldados y marines y tipos de la marina y los tipos de Fuerza Aérea llevaran sus uniformes todos los días, parecería un campamento militar. Y por supuesto que es un campamento militar y se dedica a lo que Jack Douglas llama la aniquilación de naciones. Mira lo que han hecho a Iraq y Afganistán. Incluso oímos rumores de un posible primer golpe utilizando armas atómicas contra Rusia para eliminarla de una vez por ser uno de los pocos países que está realmente resistiéndose al deseo de EEUU de gobernar el planeta mediante dominación global. Sin duda muchos líderes políticos y dictadores han sido acusados de querer gobernar el planeta y quizá todos lo quieran, pero muy pocos han tenido los medios. El gobierno de EEUU tiene realmente los medios y ha logrado bastante, dominación mundial y gobierno mundial, y creo que quiere gobernar también el sistema solar y el universo. Pero los dos países que les están creando problemas y no obedeciendo son China y Rusia. Así que hay gente que en la opinión malvada de neocón de Herman Kahn piensan lo impensable. Que este tipo de uso de rutina de armas atómicas contra poblaciones civiles es una forma de controlar la oposición en otros países.

Bob Higgs ha dicho en una tremenda charla en la Universidad Mises del pasdo verano en el Instituto Mises (y podéis verla en línea en Mises.org) que pensaba que el estado de EEUU es realmente capaz de exterminar la vida en la Tierra. Es realmente tan loco y malvado con todo… por tomar un aspecto: en Fort Dietrich, Maryland, hay una gran empresa pública y hay también otras en otras partes del país, que existen solo para crear enfermedades mortales. Y hay un grupo de científicos del gobierno ahora mismo dedicados a tratar de recuperar el virus de la gripe española que apareció como consecuencia de la Primera Guerra Mundial y mató a 50 millones de personas. Esta casi borrada de la historia y de los recuerdos de la gente porque todo fue tan increíblemente horrible también en este país, por cierto. Hubo gente en mi familia que murió también por esto entonces y creo que esto pasa en casi todas las familias estadounidenses. Así que estos científicos financiados por el gobierno están tratando de recuperar este virus. Solo el gobierno haría eso. No puedes imaginar una empresa privada haciendo eso. Esto es el gobierno. Así que fabrica armas biológicas. Fabrica armas químicas. Ha habido intentos de producir enfermedades y bacterias que atacarían a distintos grupos étnicos como árabes o lo que sea. Así que Dr. Maligno no describe lo suficiente a esta gente.

Tom Woods: Lew, hace tiempo, antes de iniciar la guerra en Afganistán, sabíamos que había una presentación que se había mostrado a Condi Rice y Rumsfeld, y se llamaba “Pensar fuera de la caja: Envenenar el suministro de comida”. Se consideraba como una opción política posible que podrían considerar. Mientras hemos estado hablando, se me ha ocurrido que muy a menudo oímos a la gente decir: yo creo en el mercado libre, pero lo que me costaba aceptar de vosotros era la política exterior, era la guerra. Fue mi último obstáculo y cuando finalmente me di cuenta, me uní a vosotros. ¿No es gracioso? Y eso fue verdad para mí, por cierto. ¿Pero no es gracioso que tenga que ser así? Que hayamos estado tan embaucados por el estado que lo peor que hace sea de lo que más nos cueste librarnos. ¿Por qué no debería ser la guerra lo primero que veamos como equivocado? ¿Y luego el salario mínimo sea lo último?  ¿No es gracioso que sea al contrario?

Lew Rockwell: Sí, es gracioso, y puedo recordar que una de las primeras acciones del régimen de Bush cuando atacó Iraq fue bombardear y destruir toda instalación de tratamiento de basuras en el país.

Tom Woods: Correcto.

Lew Rockwell: Para causar una enfermedad, para asegurarse de que el agua no esté limpia. Por supuesto, por eso mucho antes de que hubiera un ataque militar, los alimentos infantiles, las medicinas y todo tipo de cosas se prohibió que se exportaran a Iraq. Estas son las legendarias sanciones, que son tan malignas, que también violan el derecho moral. Otra forma de pensar del anarcocapitalismo o libertarismo es que el estado y sus funcionarios no están por encima del derecho moral. El derecho moral se les aplica a ellos igual que al resto de nosotros. Esto es muy difícil de aceptar por la gente. Incluso los clérigos tienen un periodo difícil. De hecho, algunos de los peores defensores del sistema bélico son algunos clérigos.

Tom Woods: Oh, sí. Y eso ha sido evrdad durante mucho tiempo. Incluso los clérigos progresistas del Evangelio Social estaban tan a favor de la Primera Guerra Mundial, la retórica te sorprendería.

Lew Rockwell: No, es verdad. Por supuesto, todos estaban a favor y realmente pensaban que traería el Reino de Dios en la Tierra. Rothbard escribe mucho acerca de esto en su historia del pensamiento y otros lugares. Pero pensaban que construir el Reino de Dios en la Tierra puede hacerlo el estado y lo más importante y mejor que hizo el estado fue matar a gente. Así que eso traería el reino de Dios. Bueno, pues no. Así que realmente están promoviendo el reino del diablo de o algo así.


Publicado el 12 de julio de 2014. Traducido del inglés por Mariano Bas Uribe. El artículo original se encuentra aquí.

Print Friendly, PDF & Email

Instituto Mises
Organización educativa no lucrativa.
Contenido libre