Adictos a las burbujas de activos

0

Helicóptero Ben se queda sin ideas para crear dinero

Círculo Bastiat, 15 de enero de 2013

Ben Bernanke confiaba el 14 de enero que no conoce ningún método nuevo para estimular el crecimiento económico. Bernanke decía: “Hasta donde yo sé, no hay ningún métoco completamente nuevo que no hayamos [probado ya]”. Así que Helicóptero Ben se ha quedado sin formas innovadoras y no convencionales de crear nuevo dinero. Antes de que os sintáis tentados de respirar aliviados, estad seguros de que, sin embargo, el método ahora convencional de la flexibilización cuantitativa, incluyendo la compra por la Fed de títulos públicos de EEUU y respaldados hipotecariamente por valor de 85.000 millones de dólares mensuales, parece estar funcionando bien según Bernanke y este prevé su continuación. Advirtiendo el tercamente alto nivel de paro combinado con la baja tasa de inflación en la economía de EEUU, Bernanke declaraba: “Es el momento de ser agresivo, cosa que estamos intentando hacer”. Aunque es “cautelosamente optimista”, sí promete controlar de cerca los riesgos, eficacia, costes y beneficios de esta política inflacionista.

Creo que la rápida subida en los precios de los activos en la bolsa y los mercados de materias primas, que están casi de vuelta a los niveles de la burbuja financiera, y el disparo de los precios agrícolas no cuentan en el cálculo de coste-beneficio de Bernanke. Es más probable que Bernanke los considere un beneficio, que, a través del “efecto riqueza”, inducirían otra vez el consumo compulsivo por parte de los estadounidenses que estimularía el crecimiento económico, es decir, crearía otra economía de burbuja.

Recreando la burbuja de activos: El plan de la Fed para la recuperación económica

Círculo Bastiat, 11 de febrero de 2013

Mientras los keynesianos siguen cantando esa vieja y mala canción acerca del insuficiente estímulo de la demanda agregada y los horrores de la austeridad y los monetaristas de “mercado” parlotean acerca del crecimiento deficiente en el PIB nominal, las señales de una incipiente burbuja de activos se hacen más evidentes cada día. De hecho, no sería exagerado decir que la Fed está buscando deliberadamente recrear una burbuja de activos como medio para reavivar los auges de consumo históricamente sin precedentes de la última mitad de la década de 1990 y la primera parte de la década anterior. Estas manías de consumo están dirigidas por el efecto “riqueza” o “valor neto”, descrito sucintamente en la metáfora “utilizar tu casa como cajero automático”. Como muestra el siguiente gráfico, la política monetaria de la Fed está teniendo éxito en aumentar el valor neto total, que consiste principalmente en activos financieros más propiedad inmobiliaria en poder de las familias (y organizaciones sin ánimo de lucro), restándole la deuda familiar.

Lo que muestra el gráfico anterior es que el valor neto total llegó al máximo en 67,3 billones de dólares en el tercer trimestre de 2007 y cayo bruscamente a 51,1 billones en el primer trimestre de 2009. Esta caída de 16,1 billones en la riqueza familiar en EEUU supera el PIB combinado de Gran Bretaña, Alemania y Japón. La Fed desde entonces ha conseguido impulsar el valor neto hasta 64,8 billones de dólares en el tercer trimestre de 2012, lo que está solo 2,5 billones por debajo de su nivel en lo más alto de la burbuja. Aunque el valor de la propiedad inmobiliaria familiar permaneció 5,5 billones de dólares por debajo de su máximo en la burbuja en el tercer trimestre de 2012 y ha estado aumentando lentamente, la Fed ha tenido un tremendo éxito en empujar al alza el valor de los activos financieros de EEUU. Esto se revela en el Índice de Mercado Total Wilshire 5000. Este índice calcula el valor total en dólares de todos los títulos de valores de empresas con base de EEUU con datos de precios disponibles e incluye más de 6.000 empresas.

Advirtamos en el gráfico anterior que el índice llegó a su máximo de 15.244 en diciembre de 2007,  luego fue quebrándose hasta los 6.800 en marzo de 2009. En enero de 2013, las políticas inflacionistas de la Fed lo devolvieron a su máximo anterior, aumentando el índice en 2.000 puntos solo en 2012. Pero tal vez el gráfico que nos diga más es la relación del valor neto familiar respecto del PIB.

Este gráfico muestra que durante más de 40 años, de 1952 hasta que empezó la burbuja punto com a mediados de la década de 1990, la relación entre valor neto familiar y PIB fluctuó en una banda entre el 300% y el 350%. Después de volver a este rango después de la recesión de 2001, la expansión monetaria de la Fed interrumpió la corrección y llevó rápidamente la relación en 100 puntos porcentuales en solo tres años. La crisis financiera estableció otro reajuste necesario de precios de los activos en fila, pero fue de nuevo invertida por la Fed, que estaba desesperada por reinflar los precios de los activos para impedir primero un colapso financiero y después empezar otro auge del consumo. La relación se sitúa ahora en el 400%, un nivel alcanzado por primera vez en medio de la burbuja punto com y se dirige inexorablemente al alza. Una vez los mercados inmobiliarios en general empiezan a seguir la línea de los sobrecalentados mercados inmobiliarios residenciales de la ciudad de Nueva York y Washington DC, estaremos en camino hacia otra burbuja inmobiliaria insostenible.

La Fed está soplando más burbujas

Círculo Bastiat, 15 de febrero de 2013

Por si hiciera falta más evidencia de que la Fed ha conseguido, ya sea por ignorancia o intención, encender nuevas burbujas de activos en toda la economía, el Banco de la Reserva Federal de Kansas City acaba de publicar una encuesta de banqueros que confirma un continuo aumento en los precios de terrenos agrícolas en EEUU. El siguiente gráfico muestra el estratosférico aumento anual en precios de terrenos de secano en el tercer trimestre de 2012.

Como informaba TheBlaze, apuntaba un analista, “Si continúa esta tendencia (…) estas áreas agrícolas bien pueden convertirse en ‘Nuevos Manhattan’ (en lo que respecta a riqueza)”. El gráfico inferior del informa de la Fed de Kansas City pone esta sorprendente tendencia en perspectiva temporal y revela que se extiende por todos los terrenos agrícolas, incluyendo regadíos y ranchos.

Bernanke el comediante

Círculo Bastiat, 27 de febrero de 2013

El Dr. Brendan Brown es un eminente economista financiero en la City de Londres y autor de The Global Curse of the Federal Reserve, publicado inicialmente en 2011 y que acaba de publicar su segunda edición revisada. En su libro, Brown critica a Milton Friedman y los monetaristas pro ignorar los efectos de la expansión monetaria en los tipos de interés y precios de los activos y por suponer que un nivel estable de precios indica ausencia de inflación. Brown adopta la opinión de Rothbard de que la década de 1920 fue una década inflacionista, porque, a pesar de la estabilidad general de precios que se consiguió, los mercados de activos y materias primas estaban “sobrecalentados”. Brown rechaza también el argumento monetarista de que la estabilización de los niveles de precios es el sine qua non de la estabilidad económica. Argumenta que la política de estabilización de precios es una de las “características peligrosas del monetarismo friedmanita”, que “han destacado desde hace mucho los críticos austriacos” y “que a toro pasado puede haber desempeñado un papel en el crecimiento del bernankeísmo”. Finalmente y muy perspicazmente Brown también mantiene que la deflación es eficaz (y de hecho, necesaria) para sacar a una economía de lo más profundo de una recesión o depresión.

No hace falta decir que el Dr. Brown no es un seguidor del presidente Bernanke. De hecho en un memo de hoy, Brown identifica perspicazmente el aspecto de comedia del testimonio de Bernanke en el primer día de su informe semianual de política monetaria al Congreso. Escribe Brown:

La comedia, según los teóricos del teatro se basa en la inflexibilidad del personaje. El papel protagonista en cierto modo se inclina por este comportamiento estereotipado incluso cuando evitaría un accidente o desastre que está acechando. Así el “Don Juan” de Molière es una comedia. Incluso cuando la estatua fantasmal de su víctima asesinada amenaza a Don Juan con un terrible descenso al infierno, el personaje protagonista no puede mostrar remordimiento y desistir de su vida de desenfreno. Chéjov consideraba su “Jardín de los cerezos” como una comedía por que los personajes protagonistas no podían sacudirse su despreocupación y evitar la quiebra vendiendo el jardín de los cerezos de su villa a un promotor para que construyera bungalós.

Así llegamos a la comedia monetaria que se representó ayer en Washington. El profesor Bernanke, firme como siempre en que la vía a la prosperidad y estabilidad económica toma la forma de un objetivo riguroso de inflación y soberanamente confiado en un buen resultado de su masiva experimentación monetaria dice a quienes le preguntan en el Congreso que no ve señales de inflación en el precio de los activos que justifique cambiar sus políticas actuales. Es el mismo profesor que rechaza en buena medida cualquier idea de inflación en el precio de los activos y cree firmemente que cualquier peligro de ese tipo puede evitarse mucho antes con una acción hábil por parte de un ejército de reguladores que sigan el recientemente ampliado libro de normas. Y es el mismo profesor que niega que el desequilibrio monetario desempeñara papel alguno en las gigantescas inflaciones del mercado de activos y créditos de las últimas dos décadas.

Hay otro elemento en la comedia monetaria bajo el título “Testimonio semestral del presidente de la Fed ante el Congreso”. Es el fracaso de los que preguntan en el Congreso en hacer que se explique el profesor. Cuando declaró que no hay inflación en el precio de los activos, no le siguió una pregunta como “pero profesor, sigue diciendo que no hubo inflación de precios en los activos en la última gran burbuja y declive y negando que la Fed, de la cual usted es un importante político fuera responsable en modo alguno: ¿por qué deberíamos creerle ahora?” El que no deba hacerse esta pregunta es parte de la comedia, en su sentido literal.

El Dr. Brown dará la Lección en Memoria de Murray N. Rothbard en la Austrian Economics Research Conference, en marzo de 2013.

Publicado el 28 de febrero de 2013. Traducido del inglés por Marian Bas Uribe. El artículo original se encuentra aquí.

Print Friendly, PDF & Email

Instituto Mises
Organización educativa no lucrativa.
Contenido libre